A Christian Cuyago, su trabajo le apasiona

Ibarra. A Christian Cuyago no le gusta depender de su familia, es por eso que se dedica a su emprendimiento que inició hace siete meses aproximadamente.

Tiene 20 años y su sueño es ser policía. Cada mañana, antes de llegar a su puesto de trabajo en las afueras del Municipio de Ibarra para vender los vasos con frutas que él mismo prepara en su casa, recorre otros lugares entregando los primeros pedidos.

De lunes a sábado va a vender primero en el parque Céntrica, cerca del ECU 9-1-1, aquí está desde las 07:30 hasta las 08:30 y luego se ubica en el Municipio.

Preparación. Christian es tranquilo y amable con las personas, desde las 09:00 permanece parado en las afueras del edificio municipal hasta las 12:00.

Sobre un recipiente de plástico donde traslada las ensaladas de frutas ubica su producto para exhibirlo, pero cada vaso está cubierto con una funda.

Señaló que antes vendía en la terminal, pero por la cantidad de comerciantes que hay en ese espacio, decidió quedarse solo en el Municipio.

“Me sabían sobrar las ensaladas, pero luego caminé aquí por el centro y decidí quedarme, comencé a venir al siguiente día y me di cuenta que la venta era buena”, dijo.

Un día antes Christian sale al mercado a comprar las frutas, se levanta a las 04:00 para iniciar la preparación, en el vaso ubica primero la papaya picada en pedazos, luego la sandía, la piña, el kiwi y una uva.

Inversión. Siempre hace de 20 a 30 ensaladas y todo se le acaba. El precio de cada una es de un dólar. Christian empezó este trabajo porque necesitaba dinero, pero con el tiempo le comenzó a gustar porque se entretenía.

No tiene una fecha exacta hasta cuándo se dedicará a este emprendimiento, pero de lo que sí está seguro es que en los próximos meses se inscribirá en la policía.

El dinero que reúne es para su alimentación diaria. Contó que para estudiar en la policía ya se está preparando físicamente en el gimnasio. Además, Christian mencionó que cuando empezó había más ganancia porque la fruta estaba barata, pero ahora si invierte 20 dólares tiene de ganancia 10, dependiendo de cuántas prepare.

Christian lleva siete meses vendiendo frutas picadas afuera del Municipio de Ibarra.
La ensalada viene con una cuchara pequeña y una servilleta. Además todas están cubiertas con una funda de plástico.