87 niños de escasos recursos se beneficiaron de lentes nuevos

Ibarra. Recibir juguetes puede hacerlos feliz, pero que los niños tengan como regalo unos lentes es más emocionante, así lo demostraron ayer, en un acto donde 87 estudiantes se beneficiaron de este instrumento óptico.

Los niños estuvieron acompañados de sus padres, abuelos, tíos, hermanos… durante el acto escucharon a las autoridades del Ministerio de Salud Pública, MSP, quienes hicieron que este proyecto se haga realidad.

Expresión. Yurith Flores, de 11 años, estaba desesperada por recibir sus nuevos lentes, ya que los que tenía cumplieron un año y medio de uso.

Mirian Cusapaz, mamá de Yurith, se sintió contenta. “Estoy feliz porque mi hija salió beneficiada, es la primera vez que veo una ayuda como esta”, dijo Cusapaz, quien aseguró que no tenía el dinero suficiente para adquirir unos nuevos “y con esto estamos contentos, ella va a estar bien y podrá estudiar mejor”.

Harvy Reascos, director distrital de Salud 10D01, explicó que han tenido un presupuesto de casi 10 000 dólares para articular e identificar las deficiencias en los niños de 5 a 14 años.

“La finalidad es que mejoren su capacidad visual, cognitiva e intelectual para que de una u otra manera progresen en los estudios”.

Cada lente tiene un costo de 29 dólares, responsabilidad que fue asumida por el Ministerio de Salud Pública, MSP.

Los niños beneficiados son estudiantes de las unidades educativas 28 de Septiembre, América, Eloy Alfaro de Urcuquí y la escuela de Salinas.

La idea es entregar 300 ayudas, pero el tamizaje se realizará en el período de matrículas e inicio de años.

Agradecimiento. Cristina Portilla es de Salinas, dejó de hacer los quehaceres del hogar para estar presente en el evento, donde su hijo Eduardo Mena también fue beneficiado.

“Estoy contenta porque hace poco tiempo le dijeron a mi hija que tenía que usar lentes y me tocó hacer un gasto medio grande, pero ahora estoy satisfecha porque estos son gratuitos, algo que es medio difícil de adquirir para nosotros que somos una familia de escasos recursos económicos”.

Los niños fueron nombrados uno por uno para que se acerquen a retirar su nuevo ‘juguete’, que ahora deberán cuidar mientras están en clases.

Raquel Navas, médico familiar y de la comisión de recepción de lentes del convenio, señaló que los alumnos tienen un proceso de adaptación. “Educadores, padres y madres de familia deben apoyar en este nuevo proceso”.

La doctora recomienda que usen los lentes por periodo, durante el mediodía, al ver la televisión o mientras hacen las tareas.

“Siempre se utiliza el lente para que en lo posterior no aumente la medida, generalmente se recomienda hacer un chequeo anual en niños que tengan problemas como miopía o astigmatismo y esto permitirá conservar la medida o evitar que progrese.

La doctora Navas también indicó que en una institución educativa siempre se detecta que hay un 20 % de niños con miopía y astigmatismo.

Tiffany Viana luce los lentes nuevos que le regaló el Ministerio de Salud Pública y en sus manos tiene los que usó durante 3 años.
Harvy Reascos, director distrital de Salud, muestra las indicaciones a Kerly Congo.