8 sujetos roban en una bodega

Ibarra.-  Margarita y Esteban se encontraban ayer atendiendo en una bodega de abastos ubicada en la Av. Pérez Guerrero; sin embargo al medio de ayer fueron visitados por ocho personas, que según dicen no llegaban a comprar sino a robar, y lo lograron, pues se llevaron más de 2 500 dólares en efectivo.  
“Cuando sucedió el robo yo no estaba en la bodega,  salí a cambiar  unas monedas, mi compañero quedó solo y allí fue donde estas personas, que por su dialecto eran extranjeras, cometieron el delito y  se llevaron todo lo que se había recaudado hasta ese momento en el día. Aproximadamente dos mil quinientos dólares”, dijo Margarita, quien asegura que cuando ella  llegó al local estos maleantes ya se estaban retirando luego de cometer su fechoría.

Era una banda.   “Cuando yo llegué a facturar, abrí la caja y verifiqué que el dinero ya no había. Inmediatamente revisamos en las cámaras de seguridad y efectivamente son estas ocho personas las causantes del robo, de esas ocho personas, dos eran mujeres.  Inmediatamente llamamos a la Policía para que nos ayuden a localizarlos, pero estos sujetos ya había huido”, dijo Margarita con mucho temor de lo que había sucedido.

Le cayeron todos. Esteban, otro de los empleados de la bodega dijo que ingresaron y procedieron a preguntarle sobre el precio de productos que allí se comercializan, mientras realizaban esto le iban llevando indirectamente cada vez más al fondo del local con el fin de poder llegar a la caja y que el empleado casi ni se de cuenta del robo.
Luego de generar la alerta el personal policial llegó al sitio y empezó una búsqueda de los maleantes por locales vecinos y hasta en las hostales que se ubican en la misma avenida de donde está el  negocio sin tener resultados favorables.

Testigos.   Los vecinos del sector dijeron que casi no se dieron cuenta de lo sucedido. “Yo me alerté cuando ya llegó la Policía, pero pensamos que eran operativos en las hostales; sin embargo habían acabado de robar a los vecinos”, dijo Julio, nombre protegido. Él pide mñas patrullaje policial.

El local de venta de productos de primera necesidad no cuenta con sistemas de seguridad o guardia privada. Como es un local abierto,  al sitio ingresan a diario cientos de personas y claro nadie sabe qué tipo de gente es la que llega, pueden ser clientes serios o personas sospechosas que solo llegan al lugar, como en este caso, solo para robar.