8 años de espera para recuperar un inmueble que está deteriorado

Ubicado en pleno centro de Ibarra y considerado un inmueble patrimonial, el exedificio del colegio “Teodoro Gómez de la Torre” se cae poco a poco. Específicamente el techo está por colapsar.
Aunque la idea para rehabilitar esta edificación ha pasado por varias administraciones municipales, la ciudadanía aún espera que el proceso se cumpla.

Que se ejecute algún proyecto este año para Jorge Peralta es muy difícil por la pandemia, “tenemos planteado seguir luchando para que el próximo año nuevamente se asigne una partida presupuestaria y empezar por lo menos, con algún tipo de trabajo para cuidar la parte de la esquina de la calle Sucre que está por caerse”, contó Peralta, quien es presidente de la Asociación Coronel Teodoro Gómez de la Torre.

El exestudiante de esta institución explicó que la lucha para recuperar el inmueble empezó en 2012 con docentes y autoridades de la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre.

Durante ese tiempo, Peralta señaló que lograron recuperar las escrituras de la edificación de la casona vieja y del Torreón que estaban en manos del gobierno, por lo que en julio del 2018 pasó a manos del Municipio. “Ese fue el último día que nosotros tuvimos el acercamiento con las autoridades”, dijo.

“Como exteodoristas de corazón e ibarreños vamos a continuar en la lucha por la restauración de ese viejo edificio”, agregó Peralta, quien indicó también que para el mes de noviembre están planificando hacer una minga de limpieza y pintar la fachada.

Por su parte la concejala Mirian Ayala, presidenta de la Comisión de Patrimonio y Áreas Históricas, añadió que al inicio de la administración municipal, propuso crear esta comisión de manera permanente con la finalidad de generar políticas para proteger y salvaguardar el tema patrimonial. Desde julio del año pasado la comisión presentó un plan emergente de atención patrimonial para el cantón.

“La primera situación que expresamos es declarar como obra prioritaria la rehabilitación e intervención del excolegio Teodoro Gómez, incluido el Torreón”, indicó.

Ayala señaló que tras un análisis constataron que la administración anterior contrató una consultoría para realizar los estudios de intervención de esta obra.

Los resultados debieron ser entregados en abril del 2019, antes de que inicie la actual administración.

Sin embargo, agregó que por varias situaciones solicitaron ampliación de plazos para continuar con la consultoría. Pese a ello, los resultados fueron entregados cuando la administración actual empezó su gestión. “Los resultados que se entregaron fueron observados por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), es decir, tenía varias observaciones tanto técnicas patrimoniales e inclusive estructurales”.

En ese sentido, la concejala explicó que últimamente se han dedicado a realizar directamente desde el mismo municipio, todas las correcciones necesarias del proyecto para que sea aprobado por el INPC. Ayala reconoce que las edificaciones patrimoniales tienen problemas, “cada vez se está deteriorando más el centro histórico.

Lamentablemente no ha existido la posibilidad de generar ningún proyecto debido a que el Municipio no puede invertir en casas particulares, pero en el caso del exTeodoro Gómez es responsabilidad municipal tomar acciones”.