7 de cada 10 niños sufren maltrato físico en Imbabura

Ibarra. En Imbabura 7 de cada 10 niños están sufriendo maltrato físico y psicológico dentro de sus hogares. Es decir, que los padres son los principales actores en vulnerar los propios derechos de sus hijos, según el Patronato Provincial de Imbabura.

La entidad ejecuta la campaña denominada ‘Ponle un paro al maltrato’, que fue presentada oficialmente el pasado 1 de junio.

Ayer los técnicos del patronato se ubicaron en los sectores de la Terminal Terrestre, Laguna Mall y calle Bolívar para sensibilizar a la ciudadanía sobre este importante tema.

Otavalo también fue parte de esta campaña, la misma actividad se realizó en la Plaza de Ponchos y el parque Bolívar. Amparito Lara, psicóloga clínica del patronato, explicó que la finalidad es garantizar los derechos de los menores.

Según la especialista este problema se debe a que las formas de crianza no están bien direccionadas.

“Tal vez hace falta un poco más de cariño y amor dentro de los hogares porque se está haciendo malos tratos”, dijo la profesional.

En días anteriores el patronato visitó Urcuquí, donde se realizó un foro en prevención del maltrato infantil con varias instituciones como la Policía Nacional y la Junta Cantonal de Protección de Derechos.

Actividades. Otra de las actividades que se desarrollarán dentro de esta campaña es la sensibilización a los docentes en las unidades educativas de la provincia.

La psicóloga mencionó que el maltrato se refiere al daño físico y psicológico a un menor.

Además, agregó que si una persona golpea, insulta o descuida a su hijo en la salud, lo está maltratando. “Muchas de las veces en el hogar, no existe una buena comunicación entre padres e hijos. El niño mira la conducta que tienen sus padres y de alguna u otra manera van a copiarla”, señaló la especialista, quien dijo que al ser maltratado un menor se ve afectado en su autoestima y será un niño que puede volverse tímido o violento.

“Se va normalizando la violencia dentro del hogar porque el niño ve lo que hacen sus padres o hermanos. Un ambiente violento va a generar conductas violentas o que esa persona sea sumisa y piense que la violencia es parte de su vida”, añadió Amparito.

A través de charlas, foros y otras actividades dirigidas a padres de familia, autoridades, estudiantes, organizaciones públicas y privadas se pretende lograr sensibilizar la importancia que representa el cuidado y protección a niños, niñas y adolescentes para construir un mejor futuro.

La psicóloga aseguró que el maltrato es muy serio porque no se está cuidando al niño, su desarrollo y su salud mental que es lo más importante, ya que esto lo va a reflejar durante toda su vida.

Unicef. El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia o Unicef, informó que a nivel mundial, 6 de cada 10 niños de 2 a 14 años de edad sufren de manera periódica castigos físicos a manos de sus cuidadores. En la mayoría de los casos, los niños son objeto también de agresiones psicológicas.

En Ecuador, se registró en 2010 que aproximadamente, 4 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años recibieron un trato violento de sus padres por cometer un error o no obedecer, según datos del Observatorio de los Derechos de la Niñez y Adolescencia.

Los técnicos del patronato presentaron carteles sobre el maltrato infantil en Otavalo e Ibarra.
Marcela Guzmán, (i) del patronato, habla sobre el maltrato con Adriana Gómez, quien está junto a su hija Dennis Pasuy.
Amparito Lara también formó parte de la campaña, en Otavalo junto a otros técnicos entregó volantes a los ciudadanos.