67 años de la bomba atómica en Hiroshima

16f1TOKIO. Hiroshima recordó ayer a las víctimas de la bomba atómica que hace 67 años arrasó la ciudad y dejó 140 000 muertos, en un aniversario marcado aún por la sombra del accidente de Fukushima el año pasado y un movimiento antinuclear cada vez más consolidado.

Ceremonia. Unas 50 000 personas se congregaron en el Parque de la Paz de Hiroshima para rendir homenaje a las víctimas con un minuto de silencio a las 08.15 hora local (21.15 GMT del domingo), la misma a la que la bomba impactaba sobre la ciudad.
“Little Boy”, el nombre con el que Estados Unidos bautizó el primer artefacto nuclear de la historia, redujo a cenizas una urbe hoy reconvertida en una activa ciudad de más de un millón de habitantes que, cada 6 de agosto, pide al mundo que la tragedia no caiga en el olvido.
También estuvo presente este año el nieto del presidente estadounidense Harry S. Truman, quien ordenó el lanzamiento de las bombas de Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, respectivamente, en el capítulo final de la II Guerra Mundial.