57 mujeres trabajan en proyecto productivo

altIBARRA. Máquinas de coser, telas, materiales y asesoría técnica es la ayuda que recibieron  57 madres de familias de la parroquia Alpachaca del cantón Ibarra, para la elaboración y ejecución de proyectos productivos.

 Trabajo. Cooper – Acción es una organización que agrupa actualmente a 57 madres de familia de los sectores populares de la provincia que le apunta a un desarrollo productivo, en base a la gestión y trabajo. La unidad en cada una de sus acciones y, sobre todo, su férrea voluntad para ser un soporte de la economía familiar atrajo el apoyo de las autoridades.
Blanca Irúa, presidenta de la organización, señala que durante muchos años vienen luchando por alcanzar sus objetivos, entre ellos, crear una cooperativa de ahorros y una microempresa para fomentar la ocupación de sus socias y por consiguiente, obtener ingresos que les permita fortalecer su economía.

En este propósito, el Gobierno Provincial de Imbabura se convirtió en uno de sus aliados principales. La entidad, representada por el prefecto, Diego García, entregó apoyo para la adquisición de máquinas de coser y materiales, con lo cual ampliaron el taller de confección de prendas de vestir.
La representante de la organización destacó  la importancia de la cooperación, con lo cual pueden seguir adelante. “Nos sentíamos derrotadas e incapaces de obtener  recursos necesarios para equipar el taller. En medio de esta situación, surgió la ayuda del Gobierno Provincial “.
Adicionalmente, gracias al aporte técnico de la Prefectura las mujeres asociadas  pudieron  participar con el  proyecto de creación de una  microempresa para la elaboración de arroz de cebada y pinol. La iniciativa fue presentada ante a la Cooperación Técnica Belga, CTB, logrando obtener apoyo económico de 13.500 dólares.
El proyecto está encaminado a mejorar la calidad de vida de las integrantes de la asociación y sus familias. A través de esta alternativa podrán generar  fuentes de empleo directas. Además fortalecerán la caja de ahorros,  mediante el ingreso de utilidades con la actividad micro –empresarial.