542 evacuados de las minas de Buenos Aires llegaron a Ibarra

Ibarra. El efecto colateral después de iniciar el proceso de desalojo en La Merced de Buenos Aires ya es una realidad. Entre el martes último y ayer empezaron a arribar los primeros buses con personas que estuvieron realizando actividades en ese sector.

Primera llegada. “Hemos estado realizando nuestra labor y verificando las condiciones de las personas que han estado llegando desde el sector de Buenos Aires. El pasado martes recibimos en la terminal de Ibarra a 525 personas adultas, 14 niños, 2 bebés y una mujer embarazada”, explicó Elena Larrea, Directora del Distrital del Mies de Imbabura.

Además dijo que se les atendió en salud y se les tomó los datos. En el caso de requerir un albergue se coordinó con ACNUR y Misión Scalabriniana

Extranjeros. Elena Larrea además informó que aproximadamente el 80%, de las personas que estaban llegando a la Ciudad Blanca eran extranjeras, en su mayoría de nacionalidad venezolana.

También explicó que un mínimo porcentaje eran de Imbabura y que otros son de varios puntos del país como El Oro, Loja, entre otros. Ellos fueron embarcados en el control de San Jerónimo para llegar a sus lugares de destino de una manera adecuada con todas las garantía.

Experiencias de mineros. Leonardo Molina, colombiano que estuvo radicado en Buenos Aires durante seis meses, aún permanece en la terminal desde que llegó la noche del martes y sin rumbo fijo por la falta de recursos.

“Legalmente el estado ecuatoriano nos hizo un desalojo inhumanitario. Nos dejaron aquí tirados en esta terminal. No nos dejaron sacar las herramientas y todo lo que teníamos allá”, relató el ciudadano oriundo de Medellín.

Junto a él sus compañeros, que prefirieron no identificarse, manifestaron que han perdido toda lo que invirtieron y que ahora no saben qué hacer porque se han quedado sin los recursos para subsistir.

El grupo de personas que están también contaron que lo que han conseguido las autoridades con el desalojo apenas es una pequeña parte porque manifiestan que más de 10 000 personas se encuentran en las tres minas que dijeron llevan los nombres de: “La vieja”, “La nueva” y “Los Olivos”.

“No sabemos qué hacer ahora. A las autoridades no les importa nada. Tengo invertido USD 40 000 en Buenos Aires y eso quién me va a responder. No me queda más que regresarme para recuperar lo que he perdido”, acotó Molina.

Más llegada de personas. El pasado martes llegaron buses en distintos horarios hasta las 00:00. Ayer de igual manera se esperaba el arribo de más unidades con personas desalojadas.

A las 15:00 entraron a la terminal de la Ciudad Blanca tres buses en los cuales se estimaba un aproximado de 45 personas por cada uno. Ellos cumplieron el mismo procedimiento de revisión, registro y de igual forma embarcamiento para que puedan llegar a su lugar de origen.

Extraoficialmente se esperaba que lleguen más gente en horas de la noche.

Segundo día en Buenos Aires. La Ministra del Interior llegó hasta el sector de Buenos Aires ayer para constatar como seguían las operaciones.

“Una antena permite conexión de internet. Varias poleas han sido ya inutilizadas. Hasta el momento reportamos 21 detenidos, hace pocas horas el primer detenido por porte de arma de fuego”, informó la página oficial de Twitter del Ministerio del Interior.

Fiscalía Provincial de Imbabura colaboró con cuatro fiscales y seis funcionarios quienes realizaron la recepción de versiones, práctica de diligencias y audiencias para los detenidos.

Además se conoció que Judicatura instaló otro juzgado para facilitar las audiencias.

Leonardo Molina, colombiano de 27 años, se dedicó a la minería en el sector de Buenos Aires.
Ayer en horas de la tarde arribaron más buses de personas que fueron desalojadas de Buenos Aires.
Una vez que arriban al terminal son registradas con las autoridades para conocer sus datos.