50 nuevos técnicos y tecnólogos con título de tercer nivel

Ibarra. El Instituto Superior Tecnológico 17 de Julio incorporó a los primeros técnicos y tecnólogos que cuentan ya con una profesión de tercer nivel.

En un acto formal 50 estudiantes terminaron sus carreras en mecánica automotriz, electricidad industrial, metalmecánica, bio-

tecnología y entrenamiento deportivo.

Ramiro Díaz cree que con este título, que ahora es reconocido como de tercer nivel, tendrá más oportunidades de trabajo y de seguir preparándose.

Ya es tecnólogo en electricidad industrial y para él es una satisfacción grande luego de estudiar casi tres años.

Empezó a estudiar desde que la institución prestaba sus servicios en la Unidad Educativa 17 de Julio. “Los alumnos que entran ahora al instituto tienen un privilegio porque cuenta con nueva infraestructura”, Díaz señaló que anteriormente tenían deficiencia en los talleres. “Como graduados hemos dejado unos módulos para que haya una mejor preparación en los nuevos estudiantes”.

Además, aseguró que pretende dar lo mejor en la sociedad con su nueva profesión.

Proceso. José Pijal, rector del instituto, reconoció también que gradúan a la primera promoción de estudiantes del proceso de reconversión y repotenciación.

Pijal mencionó que todos los títulos técnicos y tecnólogos están amparados por la Ley Orgánica de Educa-ción Superior.

Agregó que la reforma del 2 de agosto de 2018 contempla que los títulos técnicos y tecnológicos son de tercer nivel.

“Actualmente nos encontramos en el proceso para extender el instituto a lo que será ya la carrera tecnológica, la especialización y maestría”, dijo Pijal.

Mencionó que una vez que el instituto sea acreditado el próximo año, presentarán el proyecto para poder realizar los procesos de formación especializada en tecnología superior de cuarto nivel y maestrías tecnológicas.

Además, indicó que la ley contempla que los técnicos y tecnólogos que ya se graduaron anteriormente serán reconocidos también como de tercer nivel.

Proyecto. El rector considera que el Ecuador tenía que estar al nivel del sistema internacional de la Organiza-ción de las Naciones Unidas para la Educación, la Cien-cia y la Cultura (UNESCO), ya que en todos los países del mundo la educación tecnológica es de tercer nivel.

En el caso de Ecuador, según Pijal, estaba en un punto intermedio, es decir, no era tercero ni segundo nivel.

“La reforma de la ley hace justicia con la educación superior tecnológica y es justamente la que va a transformar el sistema productivo del país”, señaló Pijal.

En la incorporación el instituto presentó un proyecto a una universidad de Corea sobre aulas inversivas, una nueva tecnología que se implementa en el Ecuador, sin embargo, sería la primera institución en involucrarse a este proceso. Carla Angamarca se graduó también en electricidad industrial y uno de sus objetivos es seguir estudiando para obtener una ingeniera, a pesar de que su título ya es considerado como tercer nivel. “Nos ayudaron de la mejor manera en el instituto y por eso me siento agradecida”, añadió.

Los nuevos graduados muestran su título durante la incorporación en el Teatro Gran Colombia.
En el acto estuvieron docentes y autoridades educativas, quienes se encargaron de colocar los birretes a los estudiantes.