50 casos de cáncer cervical en Imbabura

Ibarra. 50 casos de cáncer invasor de cuello uterino son atendidos anualmente en la Unidad Oncológica de Imbabura.

Sin embargo, desde 2009 se realiza la detección temprana mediante la prueba del papiloma humano.

Según Verónica Chávez, directora médica de la Unidad Oncológica, un 90% de mujeres tienen enfermedades premalignas.

La doctora señala que en Ecuador el cáncer es un problema creciente de salud pública y constituye la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares, entre las mujeres de 30 a 64 años el cáncer es la primera causa de muerte.

“Lo importante es detectar en sus etapas precoz la enfermedad para curarla y no esperar que llegue a una invasión más profunda en el cuello uterino”, dijo la doctora Chávez.

Características. El cáncer cervical es una afección que se origina en las células del cuello del útero y se asocia a la infección por el virus de papiloma humano de alto riesgo.

Para disminuir el número de casos con esta enfermedad la unidad oncológica inició ayer una campaña que se extenderá hasta el 30 de abril.

La finalidad es que las mujeres se acerquen a realizar el papanicolau, Virus de Papiloma Humano y una consulta médica de especialidad, por la campaña este paquete cuesta USD 98, pero el precio normal es de USD 190.

En 1980 el cáncer constituía el 6 % de todas las defunciones, pero en 2016 se incrementó al 16 %, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC).

Además, para 2020 se estima que se diagnosticarán en el país 31 420 casos nuevos de cáncer.

Afectación. Este tumor, de acuerdo a la doctora Chávez, afecta a grupos poblacionales económicamente deprimidos y continúa siendo un tumor de gran magnitud a pesar de las disponibilidades de medidas de control de gran impacto, entre los métodos de tamizaje para este tipo de cáncer está la realización de la prueba de papanicolau.