5 de enero: Día del Periodista

Francisco Xavier Eugenio de Santa Cruz y Espejo (1747–1795), no solo fue el precursor de la independencia americana, es el crisol de nuestra nacionalidad. Superando obstáculos raciales, se ganó el respeto de la sociedad quiteña como hombre culto e ilustrado médico y escritor. Espejo fue el primer periodista y con él empezó a despuntar en el Quito de aquel entonces, el poder de la opinión pública, orientada por medio de la palabra escrita contra los abusos de los gobernantes y en busca de soluciones a los problemas sociales. Una de sus más grandes hazañas fue publicar el primer periódico: Primicias de la Cultura de Quito (5 de enero de 1792), del que aparecieron siete números, al precio de un real y medio de plata por cada pliego completo.

En su periódico, Espejo hacía importantes reflexiones morales, filosóficas y políticas, así como también recomendaciones sobre educación, higiene, etc. El poder no toleró a Espejo y lo tildó de “rencilloso, travieso, inquieto y subversivo”. Su único pecado fue tener un enorme talento y un espíritu noble. Fue encarcelado y torturado durante 11 meses, le prohibieron leer y escribir, le hundieron en la oscuridad y la humedad, y finalmente lo envenenaron. En homenaje a Espejo y su obra, el 5 de enero de cada año se celebra el Día del Periodista ecuatoriano.

Mi saludo reverente a quienes ejercen el noble, hermoso y sacrificado oficio del periodismo.