42 casos menos de desnutrición en Imbabura respecto al 2017

Ibarra. La desnutrición infantil es un mal cotidiano en Imbabura. Aunque las cifras muestran una reducción, la situación preocupa. Desde el Patronato de Imbabura se están ejecutando programas que buscan contrarrestar este mal.

Datos. Un caso reciente lo vivió Belkin un menor de 7 años quien se encontraba en grave estado de salud. De acuerdo al cuadro clínico tenía bajo peso y retardo en el crecimiento.

“Llegó pesando 18 kilos y su estatura era de 1.10. Hemos venido realizando un trabajo de cuatro meses”, recuerda Daniel Salazar, profesional en soberanía alimentaria quien le hizo un seguimiento. Al momento el menor tiene un peso de 21 kilos y su estatura es de 1.13. Clínicamente la recuperación va por buen camino, acercándose a los estándares necesarios para el crecimiento de en esta edad.

Situación. “El caso de Belkin es el primero en esa edad, pues este mal es muy común en los menores de un año”, destaca Salazar.

Para Patricio, padre del menor, el trabajo que se viene realizando desde el Patronato ha permitido una recuperación en su hijo. “Estoy muy agradecido, mi hijo está creciendo normalmente y eso se debe a todo el trabajo que se está realizando.”, explica el padre de familia.

Estadística. En 2017 se registraron 1 786 casos de menores con este mal. 46 casos menos que en 2016 donde la cifra subió a 1 832. De acuerdo a la estadística que tiene el Distrito de Salud 10D01. A nivel nacional el porcentaje de desnutrición crónica es del 25,3 por ciento. Mientras en esta zona, se logró bajar del 17,87 por ciento del año 2016 al 16,29 registrado en 2017. La tendencia en lo que va de este año, es igual a la baja.