412 años

Ibarra cumple 412 años. Una fecha para celebrar como lo hicieron los fundadores cuando festejaron el primer aniversario de la Villa en medio de música, desfile con las Armas de la Ciudad y el estandarte real. La Ibarra de 1606 que, a diferencia de otras ciudades creadas para defender y consolidar conquistas, nació con un propósito visionario: servir como punto de partida para llegar a un puerto en “la Mar del Sur”. Ese objetivo, claramente establecido por los fundadores, se convirtió en la razón de ser de la joven ciudad y, sobre todo, en un poderoso motivo de unión y trabajo de todos los pobladores. Generación tras generación y a lo largo de casi 400 años, los ibarreños nunca olvidaron que la ciudad y sus habitantes estaban llamados a trabajar y luchar para cumplir estrictamente ese compromiso histórico. La construcción del camino al mar fue el gran reto de los ibarreños y el poderoso motor que permitió el crecimiento de la Villa y su transformación en el núcleo urbano más importante de la zona norte.

Sin embargo ese factor que animó a los ibarreños a lo largo de la historia perdió vigencia. Hoy es indispensable hallar otro gran objetivo, un nuevo reto histórico, que comprometa a los ciudadanos a identificarse con Ibarra.

Sus 412 años de historia son una razón para renovar la visión de ciudad y fijar ese gran objetivo de una hermosa urbe que se proyecta al futuro.