40 años

raul-amaguanaEl 1 de mayo de 1974, se constituyó la Federación Indígena y campesina de Imbabura -FICI-, como un espacio que recoge las necesidades de lucha y las voces reivindicativas de los pueblos y comunidades kichwas de la provincia de Imbabura; excluidas e invisibilizadas por el Estado Nacional, al igual que otros pueblos originarios de Ecuador y el Continente.

El objetivo que se plantearon los líderes indígenas de esa época, era ni más ni menos que suprimir toda forma de explotación, opresión y discriminación racial, arrastrado por cinco siglos de colonialismo, pregonando la construcción de una sociedad solidaria, comunitaria y humanista; así también la búsqueda del reconocimiento y el respeto a las diferencias culturales de los pueblos.
Fueron estas acciones y sumadas a otras que se realizaron paralelamente en otras provincias de país, que a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, posibilitaron la consolidación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador CONAIE; que emerge como la voz principal de los pueblos indígenas del país, para consolidarse como uno de los actores más representativos en la vida política nacional.
Cabe mencionar que la consolidación organizativa de los pueblos y nacionalidades originarias del Ecuador, no fue fácil ni sencilla, sino más bien respondió al cúmulo de luchas iniciadas por el mismo Rumiñahui, posteriormente por Fernando Daquilema y más que todo al trabajo organizativo realizado por lideresas como Dolores Cacuango y Tránsito Amaguaña. Papel protagónico digno de resaltar, fue la del imbabureño Monseñor Leónidas Proaño, conocido en la época como el “Obispo de los Indios”. La Chijallta-FICI, hoy Federación de los Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador, a pesar de las desavenencias políticas y organizativas, después de 40 años, sigue vigente y es digno reconocer el trabajo realizado por sus sucesivos dirigentes, hombres y mujeres de lucha, que han marcado un aporte histórico, en la búsqueda y construcción de una sociedad más justa y el verdadero Estado plurinacional.

Raúl Amaguaña Lema
raulamaguana@gmail.com