4 860 extranjeros han sido registrados para trabajar regularmente en la Zona 1

Ibarra. El Ministerio de Trabajo ha realizado en la zona 1, cerca de 4 860 registros de empleo a personas extranjeras, pero no todos aún, tienen la oportunidad de ser legalizados por la falta de documentación.

Andrea (nombre protegido) es una ciudadana venezolana que llegó al país en marzo como todos sus compatriotas, en busca de nuevas oportunidades.

Está radicada en Ibarra, viajó acompañada de un primo, pero ahora está sola en una ciudad que para ella, se ha convertido en su refugio.

Tiene 33 años pero su apariencia es de una mujer de 27. Mientras preparaba un jugo en el lugar donde labora, contó que hay trabas para sacar la visa y poder trabajar tranquilamente, ya que su cita está para diciembre.

“Pero si alguien la gestiona ahorita la cita la dan para el otro año, eso ya es una complicación porque para poder trabajar de manera legal hay que tener un permiso de trabajo”.

Por ese motivo, Andrea solo puede trabajar de manera informal.

Ella aseguró que la fe es lo último que se pierde, ya que pretende volver a su país cuando la situación política y social cambie, aunque eso está difícil.

“Nosotros migramos no porque no queremos estar en Venezuela, sino por la situación social y económica, donde ya no se puede vivir. Allá un sueldo mínimo es de aproximadamente dos dólares”, dijo.

Un venezolano gana ese sueldo en cualquier trabajo formal, Andrea mencionó que trabajaba en un banco y esa cifra era lo que ganaba mensualmente.

Al igual que todos los venezolanos que han llegado al país, también dejó a su familia.

Viajó en autobús y dijo que al igual que caminar tantos días, es una travesía difícil y traumática, ya que no estaba acostumbrada estar tanto tiempo en bus. En dos días y medio llegó a Ibarra.

Legalización. Jair Plazarte, director regional de Trabajo y Servicio Público, explicó en una entrevista en ENTV que el tema de la migración se está regularizando y están tratando de que la población tenga la información oportuna para que pueda hacer contratos de forma legal.

Señaló que como Ministerio de Trabajo hacen inspecciones aleatorias en la zona 1. Al realizar las inspecciones el personal le informa al empleador que debe regularizar todos los contratos de forma legal, es decir, tiene que registrar el contrato del extranjero y afiliarlo para que la persona pueda laborar formalmente. El director regional indicó que si el empleador no cumple con todas las obligaciones que están en el Código de Trabajo, el Ministerio impondrá mínimo tres remuneraciones básicas y hasta 20 remuneraciones “lo cual es muy fuerte”, señaló Plazarte.

Algunos ciudadanos extranjeros, en su mayoría venezolanos, trabajan irregularmente para conseguir un sustento diario. Sin embargo, aún esperan estar legalizados.