341 fármacos están autorizados para el hospital

Ibarra. Luego que una auditoría realizada a nivel nacional al Instituto de Seguridad Social, IESS, revelara algunas inconsistencias también en el tema de medicamentos, EL NORTE conversó con Gabriela Rubio, directora administrativa del Hospital General Ibarra, y explicó que debido a que cada unidad es independiente de llevar su proceso, en este hospital no existe ningún tipo de inconveniente.

Segundo nivel. El hospital de Ibarra corresponde a un nivel de atención de complejidad de segundo nivel y dentro de sus carteras de apoyo terapéutico consta el área de farmacia. Allí laboran 16 profesionales de los cuales 7 profesionales son químicos farmacéuticos y 9 auxiliares de farmacia que se encargan del despacho.

Una lista establecida. La directora administrativa destacó que en el Cuadro Nacional de medicamentos básicos del Ministerio de Salud Pública, en su novena edición, consta un total de 535 fármacos. De ellos, son 341 que forman parte del listado de medicamentos autorizados para la compra de esta casa de salud. “Por su nivel de complejidad y por su nivel de servicios, esta cantidad de fármacos está autorizada. No podemos adquirir los que no estén dentro del listado”, enfatiza y añade que existe un Comité de Farmacia y Terapéutica que puede ir incrementando el número de medicamentos por nuevas especialidades o tratamientos pero esos son casos muy específicos.

El proceso de adquisición. Rubio detalla que el proceso para la adquisición de medicamentos se lo realiza por el portal de Compras Públicas. “Se realiza a través de la orden de compra de un catálogo electrónico. El 80 % de los medicamentos de nuestro cuadro están catalogados. Nosotros hacemos la adquisición y el proveedor tiene 30 días para la entrega. Eso quiere decir que el hospital debe tener una planificación, por eso las compras deben ser con unos cuatro o cinco meses antes para evitar desabastecimiento”, detalló y explicó que también hay otros tres procesos de adquisición.

Enfermedades raras. Para este caso en el hospital se manejan medicamentos biológicos para tratamientos de enfermedades raras, catalogadas así por el Ministerio de Salud. Algunas de estas son: artritis reumatoidea, artritis idiopática juvenil, espondilitis anquilosante. El monto que se invierte en estos medicamen-

tos es aproximadamente 500 mil dólares.

Otras cifras. En 2018 se invirtió un total de 2 millones 5 mil 113 dólares.

Hasta el momento se han destinado casi 305 mil dólares para la compra de la primera adquisición de este 2019.

El porcentaje de abastecimiento de medicamentos el año pasado fue de 98.1 % y el abastecimiento actual es del 97 %.

Sin inconvenientes. Mar-celo Gómez, quien es director médico del hospital, detalló que se atiende a aproximadamente 23 mil pacientes al mes, entre emergencias, consulta externa y hospitalización. “Eso significa que son unos mil pacientes por día que necesitan su medicación. El hospital en la parte médica, al tener un porcentaje por arriba del 90% constante de los medicamentos aprobados para el hospital, no tiene problemas con sus médicos para que puedan otorgar los medicamentos para las enfermedades que constan dentro de la cartera de servicios que le corresponde”, dijo.

Además explicó que en ocasiones existe desinformación de los pacientes pues están acostumbrados a un determinado nombre de medicamento pero no consideran la opción de una alternativa que al final es el mismo medicamento.

Con esto concuerda precisamente, Dany Basantes, jefe de farmacia, quien explica que siempre se consideran los eventuales desabastecimientos de uno u otro medicamento.

“Incluimos también un medicamento que si no es el mismo pero con distinta concentración, puede ser con otro principio activo pero que al final tendrán la misma acción terapéutica”, dijo y enfatizó que todo un grupo de profesionales garantiza este tipo de atención a los usuarios por lo que hizo un llamado a la ciudadanía para que confíe en esta casa de salud.

Dany Salgado, auxiliar en farmacia, arregla las perchas que contienen los diferentes medicamentos.
Paúl Freire (d), químico farmacéutico, atiende a una de las enfermeras que lleva medicación para los pacientes hospitalizados.