3 000 libros para incentivar a internos de cárcel en Ibarra

Ibarra. Incentivar el hábito de la lectura, es el principal objetivo de la iniciativa “Cero Ocio”, que se aplica en los Centros de Rehabi-litación Social del país. Dentro de este proyecto, los centros penitenciarios de Tulcán, Ibarra, Esmeraldas y Sucumbíos, cuentan con una dotación de más de 11 010 libros.

El material de lectura es una gran herramienta para que las personas privadas de libertad, PPL, aprendan nuevos conocimientos o los refuercen, fomentando así una verdadera reinserción social.

Bajo este parámetro se ha visto la necesidad de que los centros penitenciarios cuenten con bibliotecas para que accedan a libros de jurisprudencia, poesía, novelas, cuentos, ciencias sociales, matemáticas, que entre otros.

Situación zonal. Con 3 010 libros cuenta actualmente el CRS Ibarra, mientras que el de Esmeraldas varones tiene 2 600 textos, en Tulcán existen 1 200 libros y en Sucumbíos cuentan con un total de 4 200 ejemplares.

El interno de Ibarra Jorge M. dijo que la lectura es importante en su rehabilitación porque aumenta el conocimiento, ocupo el tiempo en algo productivo y es la oportunidad de encontrarme consigo mismo.

“La lectura genera un cambio de mentalidad, una vida más positiva. Con la lectura se ha logrado generar una mejor expresión verbal en los PPL, logrando así participar en programas de rehabilitación de acuerdo a convenios mantenidos con las empresas privadas. La lectura hace que tengan una mejor conducta dentro de los centros penitenciarios”, dijo Johana Marcillo, directora del CRS Tulcán.