26 años de la heroica gesta del Cenepa

El 26 de enero de 2021 se cumplen 26 años del inicio de la Guerra del Cenepa, conflicto bélico y político entre Ecuador y Perú. Empezó el 26 de enero de 1995 y terminó el 28 de febrero de ese mismo año, en la pequeña localidad amazónica de Tiwintza, cerca de la frontera con Perú.

Desde su nacimiento como repúblicas independientes, el Ecuador y el Perú mantenían desacuerdos sobre sus límites territoriales.

Relato de aquel entonces.
“Antes de reforzar la compañía de trasmisiones acantonada en Patuca, recibí vituallas y provisiones para enviarlas a los compañeros en primera línea de combate, cruzaban por mi mente muchas ideas, y la incertidumbre agobiaba a quienes nos encontrábamos acantonados en Quito, me preguntaba si mis escasos dos años de subteniente garantizaban realizar cualquier misión de Combate, y dudaba de que nos trasladen al Teatro de Operaciones, eran ya los primeros días del mes de enero de 1995, y ya las escaramuzas y encuentros entre patrullas se habían dado.

Luego de una de las formaciones de rutina se me dispone que prepare personal material y equipo para trasladarnos a Patuca, ya que las tropas requerían personal de trasmisiones en sus patrullas, la adrenalina se apoderaba a medida que desde Quito nos trasladábamos a la Brigada Cóndor, las muestras de patriotismo por las ciudades principales hinchaban nuestro corazón, más cuando madres y sus hijos de todas las edades se apostaban en las veredas y sacaban sus pañuelos blancos y flores seguido de los ligeros movimientos de sus manos para darnos bendiciones, despedían el convoy conformado por dos buses y dos camiones de guerra, recuerdos que marcarán a todo el personal militar que sabíamos que la hora de dar el examen de nuestra formación llegaba para hacer su debut”, fueron las palabras del teniente coronel del ejército, el otavaleño, Roy Garzón, quien estuvo siendo parte de esta gesta histórica en aquel momento en el cargo de subteniente del Ejército Ecuatoriano y que ahora sigue vivo y latente lo vivido hace ya 26 años.

“Las horas de la tarde transcurrían lentas, el ocaso del atardecer se interrumpe con estruendos producto de los morteros de tropas enemigas, la sangre helada corría por las venas de todos quienes esperábamos recibir el contingente de las tropas que se quedaron en Patuca, era el bautizo, esos momentos se denominaban el fragor de la batalla, lo había aprendido en las aulas, pero todo era diferente en la realidad, transcurrieron los primeros días y las posibilidades de completar la patrulla de tendido alámbrico se desvanecía, ya que los morteros eran más frecuentes, pero la misión debía dar inicio, y se requería materializar el enlace alámbrico, las unidades requerían un medio de comunicaciones adicional al sistema Radio, es así que seleccionó a los mejores reservistas (13), se les instruye en como romper el contacto con fuego en caso de encontrarnos con tropas enemigas”, dice el oficial a EL NORTE.

Antecedentes.
La Guerra del Cenepa se desarrolló precisamente en el área no demarcada, entre la cuenca del río Cenepa, al que debe su nombre, y la Cordillera del Cóndor.
El 25 de enero de ese año, tropas peruanas se tomaron Tiwintza, lo que desencadenó el conflicto.

El intercambio de fuego duró poco más de un mes, y bajo la consigna de “Ni un paso atrás” del entonces presidente, Sixto Durán Ballén, las tropas ecuatorianas enfrentaron y repelieron con éxito a las peruanas. Posteriormente ambos países acordaron una nueva delimitación limítrofe, pero quedó un sabor amargo.