25 años a culpables de crímenes en Cayambe

A 25 años de cárcel fueron sentenciados este jueves Karina T. y Jesús D. al ser encontrados culpables, en calidad de autores, de la muerte de Beatriz López y de su hijo Daniel Núñez.Ambas personas fueron reportadas como desaparecidas el 20 de octubre del 2012 y fueron encontradas enterradas en una propiedad en Cayambe (Pichincha) el 23 de mayo del 2015.   
El Tribunal de Garantías Pernales de Pichincha encontró a los dos procesados responsables de los asesinatos y de posteriormente enterrarlos bajo una bodega de la misma casa donde vivía la mujer de 58 años y su hijo, de 18. Karina T. y Jesús D. eran familiares y a la vez trabajadores de López en una ferretería que esta poseía.
La hipótesis de la defensa de las víctimas fue que la pareja fue asesinada por sus dos familiares para quedarse con el dinero y el negocio que mantenía Beatriz López. Los supuestos culpables se habrían quedado viviendo en en la misma casa de las víctimas, pese a que estas habían sido denunciadas como desparecidas.
Pese a diversas diligencias en la misma casa, por varios años los cuerpos no fueron encontrados, pues estos fueron rociados con gran cantidad de cal para que no emanen malos olores. A inicios del 2015, un equipo de la Dirección de Muertes Violentas de la Policía (Dinased), junto con canes rastreadores, localizó el lugar exacto de los cadáveres.
Dos horas duró la audiencia de juzgamiento y otras dos horas se tomó el tribunal para decidir que 25 años era la pena para los procesados. Tanto Karina T. como Jesús D. se encontraban desde hace casi un año privados de su libertad en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, lugar desde el cual se mantuvieron conectados vía skype para la audiencia.

LOCALIZAN CADÁVERES  
Los dos cadáveres fueron encontrados bajo una vivienda del cantón Cayambe, que correspondían a Beatriz López y su hijo, David Núñez, quienes fueron reportados como desaparecidos el 20 de octubre del 2012. El Ministerio del Interior informó que luego de catorce meses de investigación, los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) localizaron los cadáveres. Desde que el caso fue delegado a la Dinased, en marzo del 2014, se realizaron más de 50 acciones.