Así transcurrieron las últimas 24 horas de Jacobo Bucaram antes de llegar a Quito

Todo comenzó con una información no verificada que publicó Caracol Radio, en su portal digital, respecto a que Jacobo Bucaram Pulley había sido detenido por la Policía de Migración, el pasado jueves 24 de septiembre de 2020. La respuesta fue inmediata y contundente  de parte de su padre Abdalá Bucarám Ortíz.

“Le informo a Caracol Radio que mi hijo Jacobito está bien. Ecuador es un país muy grande y está en un lugar seguro. No está en Lima, no está en Colombia ni está en Argentina como se elucubra en varias informaciones”, escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter.

Mientras su padre lo defendía, el implicado Jacobo subió a esta red social un video en el que aseguró “estar totalmente libre” y que “ya quisiera estar en Colombia”.

Incluso amenazó al portal colombiano de iniciar acciones legales y pidió a la prensa a que deje de mentir y dañar su honra.

Fuentes de Migración aseguraron que le seguían la pista en Colombia desde hace algunas semanas y que la seccional Antioquia tenía el reporte del operativo para su captura que, sin embargo, Policía y Fiscalía no tenían conocimiento del procedimiento.

Horas más tarde, llegó la noticia confirmada. En Medellín, la Policía capturó al hijo del expresidente.  Según información recogida por la agencia Efe, ‘Jacobito’ había ingresado irregularmente al país a mediados de este año. Tras la detención el ciudadano ecuatoriano fue expulsado del país.

“El día de hoy fue puesto a disposición de Migración Colombia el ciudadano ecuatoriano Jacobo Abdalá Bucaram. Tras las verificaciones, fue posible determinar que estaba en condición irregular en Colombia, además de tener unos requerimientos judiciales en su país”, expresó el director de ese organismo, Juan Francisco Espinosa, en un video divulgado por su oficina.

La información fue confirmada también por la Fiscalía ecuatoriana, que señaló en sus redes sociales que la detención de Bucaram se logró gracias al intercambio de información con su par de Colombia y con el apoyo de agencias de Estados Unidos.

En horas de la tarde y noche Migración Colombia, notificó a la Dirección de Migración ecuatoriana, la expulsión del ciudadano Jacobo Bucaram Pulley, quien no podrá ingresar a territorio colombiano por 10 años.  y cerca de las 20:00 de ayer fue trasladado vía aérea en compañía de dos custodios de Migración Colombia, desde Medellín hacia Ecuador y puesta a órdenes de autoridades ecuatorianas.

A las 22:00 aproximadamente se confirmó que Jacobo Bucaram arribó al aeropuerto de Quito y fue trasladado a la Unidad de Flagrancia y posteriormente, dependiendo de la decisión judicial podría ser trasladado a la cárcel de Latacunga o a Guayaquil.

 

EL CASO

En junio pasado, la Justicia ecuatoriana dictó prisión preventiva para tres hijos del expresidente Bucaram por presunta asociación ilícita para la venta irregular de insumos a hospitales de Guayaquil.

La Fiscalía indicó entonces que la jueza que lleva el caso emitió un auto de prisión preventiva para Abdalá, Jacobo y Mishel Bucaram “por presunta asociación ilícita para la venta irregular de insumos a hospitales de Guayaquil”.

Los hijos de Abdalá Bucaram suman con este proceso tres investigaciones de la Fiscalía ecuatoriana.

Las otras dos tienen en el foco al propio expresidente, que enfrenta acusaciones por los delitos de tenencia ilícita de armas y de bienes patrimoniales.

El exmandatario, que gobernó Ecuador entre 1996 y 1997, fue arrestado el mes pasado en el marco de una investigación en su contra en un caso de presunta delincuencia organizada.

Además, en este caso estaría involucrado el hijo de Bucaram detenido en Colombia y los tres funcionarios de la Agencia de Tránsito de Quito contra quienes se inició una investigación en mayo pasado por su presunta relación con dos israelíes, detenidos por supuesta corrupción en la provincia costera de Santa Elena.

Uno de los israelíes detenidos fue asesinado en agosto en una cárcel de Guayaquil donde estaba recluido con otro israelí-australiano, quien resultó herido.

Ambos eran investigados por la presunta venta irregular de insumos médicos y mencionaron a Jacobo Bucaram como su supuesto cliente.