23 553 personas mantienen condición de donantes de órganos

infoIBARRA. “Un ángel que fue al cielo dejó esperanza en la tierra. El trasplante de órganos salva vidas”, es el mensaje del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, INDOT.  En 2014, en Imbabura, el Registro Civil obtuvo 20 042 respuestas positivas de personas mayores de 18 años,  que aprobaron mantener su condición de donantes de órganos y tejidos, mientras tres personas se negaron a hacerlo. De  enero a junio de 2015, en Imbabura 3 511 personas continúan con su condición de donantes, y  dos personas se negaron.

MENORES DE EDAD

El artículo 32 de la Ley de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos establece que cuando se compruebe el diagnóstico de muerte cerebral de ecuatorianas, ecuatorianos o extranjeros residentes legalmente en el país, menores de dieciocho años de edad solamente sus padres y a falta de éstos su representante legal podrán autorizar, en forma exclusiva, la donación de sus órganos, tejidos y/o células. En su ausencia podrán intervenir los jueces de la niñez y adolescencia competentes, para autorizar la donación.

VOLUNTAD
La coordinadora de la oficina técnica provincial del Registro Civil en Imbabura, María Belén Jáuregui, explica que desde 2012 el Registro Civil cuenta con la base de datos sobre  la voluntad de los ciudadanos respecto a su calidad de donantes, al momento que se acercan a la institución para obtener su cédula de identidad.
“Esto es algo, lógicamente para las personas mayores de 18 años. La ley establece que todos somos donantes, a menos que, de manera expresa, decidamos ya no mantener esta condición”. En caso que la respuesta sea negativa, el ciudadano no recibirá ninguna sanción ya que el trámite es voluntario.  
El aspecto técnico y médico del tema de trasplante le corresponde únicamente al INDOT, institución adscrita al Ministerio de Salud. El Registro Civil maneja la base de datos con el INDOT, de una manera confidencial.
María Belén Jáuregui califica de positiva la respuesta en Imbabura, al considerar el aspecto solidario y voluntario de ser donante.
“El trasplante para mí es  vivir una vez más… tengo muchos sueños y metas por cumplir”, dice Jorge en un mensaje publicado en el INDOT que tuvo que esperar por un trasplante renal durante tres años y seis meses.
 Soraya, ahora podrá disfrutar su tiempo con su hijo de 14 años luego de recibir la donación de riñón y la esperanza de continuar con su vida.
“Yo mantengo mi condición de donante”, es el eslogan del INDOT, usted también puede hacerlo, solo se necesita voluntad para salvar vidas.