22 millones para ferrocarril y museo textil

altAtuntaqui. El Gobierno Central invertirá 22 milllones de dólares en la construcción del museo textil en la exfábrica Imbabura ubicada en Andrade Marín y la rehabilitación total de la línea férrea, dio a conocer el alcalde del cantón Antonio Ante, Richard Calderón.

Reunión. La autoridad cantonal mantuvo una reunión con el presidente Rafael Correa, quien dispuso se destine 7 millones de dólares para la construcción del museo textil y del sindicalismo ecuatoriano en los predios de la exfábrica Imbabura, que está ubicada en la parroquia de Andrade Marín en el cantón Antonio Ante. Además la inversión de 15 millones para rehabilitar la línea férrea para ejecutar un circuito turístico que integrará a varios cantones imbabureños. Éste empezará en Otavalo, continuará hacia San Roque, Andrade Marín, San Antonio de Ibarra, el cantón Ibarra y terminará en Salinas.

Circuito turístico. El alcalde anteño dijo que la intención del primer Mandatario es crear un gran circuito turístico que integre a todos los sectores de la provincia. En Otavalo, la Plaza de Ponchos, la cascada de Peguhe, luego visitar el mueso de la exfábrica Imbabura, comprar textiles y ropa en Atuntaqui, luego San Antonio de Ibarra, con sus escultores de madera, Ibarra con la artesanía de Zuleta y culminar en Salinas, donde el pueblo afro choteño tiene muchas riquezas turísticas y culturales que mostrar.
Richard Calderón manifestó que cuando este proyecto se ejecute el turismo se rehabilitará, por ende quienes se dedican a esta actividad serán los primeros beneficiados, además se dinamizará la economía de miles de familia ya que se reactivará la economía, recalcó.

Proyecto. En el proyecto del museo de la exfábrica Imbabura consta de áreas como: salas para eventos feriales, conferencias y capacitación; se habilitarán espacios de recreación para la familia, espacio para la gastronomía y parqueo vehicular

Historia. La fábrica Textil Imbabura se fundó el 6 de mayo de 1924, convirtiéndose en el eje del desarrollo económico de Antonio Ante y centro del comercio de hilo y telas de algodón de la mejor calidad en el país y sur de Colombia.
Empezó a funcionar en 1927 con poco personal procesando algodón que una parte provenía del valle del Chota, donde el pueblo afro lo cultivaba. Generó trabajo a cerca de 1 200 obreros de varias parroquias de Antonio Ante.