2018: Año triste para el periodismo ecuatoriano y las reformas a Ley de Comunicación

Especial. El 2018 deja un panorama de dudas y certezas para el periodismo ecuatoriano. Un año que comenzó de manera trágica con el fallecimiento de tres miembros del equipo de diario El Comercio y que culmina con el informe final de la Ley de Comunicación reformada en más de un 75% de sus artículos. Estos dos escenarios tienen un denominador común y es la situación del periodista que este año (como no debe serlo) fue protagonista de la opinión pública y de las primeras planas en la prensa ecuatoriana.

El 26 de marzo del 2018, el redactor Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra cruzaron el control fronterizo en Esmeraldas. No se supo más de ellos hasta que se informó, el 2 de abril del mismo año, su secuestro mediante una prueba de vida y luego de 11 días de plazo (13 de abril) se confirmó su asesinato.

La forma en cómo se manejó la información, respecto del secuestro, generó dudas. El gobierno de Colombia y la prensa de ese país se adelantaron en más de una ocasión al de su par ecuatoriano en obtener información de primera mano. Como aquella que indicaba que los tres ecuatorianos fueron llevados a lado colombiano mediante engaños.

Los meses siguientes, el Gobierno encabezado por Lenín Moreno fue criticado por la manera inadecuada en que se utilizó la información del secuestro. La pregunta sobre si existen garantías para ejercer la profesión en el país se instaló en los profesionales de la comunicación. ´

¿Sin garantías y sin ley?. Un mes después del lamentable anunció, el secretario de Comunicación entregó el documento con la solicitud de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación a la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas. En el mismo se contempló un artículo que a través del Estado y los medios de comunicación se protege a los trabajadores de la comunicación.

Dichas reformas fueron discutidas este año en el pleno de la Asamblea Nacional durante dos debates. El primero el 27 de septiembre ante 137 legisladores y el segundo el 18 de diciembre, con la presencia de 107 asambleístas.

Un total de 45 artículos de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) no sufrieron cambios en el proyecto de reformas cuyo informe fue aprobado el lunes por la Comisión de Derechos Colectivos. Según el texto final, 100 artículos fueron modificados: 63 reformados, 14 derogados y en 23 se realizaron agregados.

La profesionalización del periodista , el linchamiento mediático, la concesión y renovación de frecuencias, la desaparición de la Supercom, y la comunicación como un derecho, fueron los temas más discutidos. No se modificó la necesidad de que quienes ejerzan la tarea de periodistas sean titulados. Una propuesta que surgió de la propia comisión encargada de la Asamblea en la voz de Jorge Corozo en noviembre pasado.

Una vez entregado al Ejecutivo el paquete de reformas los medios comunitarios fueron los primeros en expresar sus observaciones al articulado. Las mismas hacen énfasis en el mecanismo de otorgamiento de las frecuencias de radio y televisión. Paralelamente Pablo Celi, contralor del Estado pidió vetar parcialmente la ley precisamente en el tema frecuencias.

Así, el año 2019 empezará con una Ley de Comunicación retocada y una crítica al Gobierno por la “debilidad” en el manejo de información clasificada y las pocas garantías que tienen los comunicadores para hacer periodismo. Esta última sentencia, en la voz de Yadira Aguagallo, periodista y pareja del fotógrafo asesinado por Guacho.