20 familias viven sin alcantarillado

p6OTAVALO. Con los pozos sépticos a punto de colapsar, María Chávez, habitante del sector ‘El Establo’, en la comunidad Carabuela, asegura que en los 16 años que habita en este lugar, solo ha escuchado ofrecimientos de las autoridades. Al igual que ella, aproximadamente 20 familias carecen de este servicio básico.

Alcantarillado. La preocupación de estas familias es mayor debido a que en este sector se está construyendo el nuevo estadio de la ciudad y al carecer de este servicio básico no saben cómo se solucionará este problema. ‘Cuando se iniciaba la obra nos dijeron que iban a arreglar las calles, y nos iban a dotar de alcantarillado pero no se ha hecho nada de lo ofrecido’, asegura Patricio Gualsaquí, quien vive en este sector desde hace 12 años.
Inseguridad. Además del alcantarillado, que es pedido general de los habitantes de El Establo,  otro tema que no les deja dormir es la seguridad. ‘Tenemos robos constantes en este lugar, no podemos dejar la casa sin cuidado porque nos roban. Todos los que aquí vivimos hemos sido visitados, por lo menos una vez, por los dueños de los ajeno, explica  Lida Flores quien no ha visto cambios ni beneficios durante los 7 años que aquí habita.

Agua potable. Según los vecinos de este lugar, hace aproximadamente 3 años lograron obtener agua potable con esfuerzo de cada uno de ellos, trabajando en mingas y aportando económicamente con este fin. ‘El agua lo traemos de Peguche. Trabajamos por varios meses en esto y por esa razón tenemos este servicio básico ya que anteriormente obteníamos agua por medio de perforación de pozos’, manifiesta Fabián Cabascango, habitante de la zona.

Basura. La recolección de basura, también es otra dificultad que tienen en este lugar. ‘El carro recolector pasa por la Panamericana y tenemos que sacar la basura hasta ahí para que la recojan, en algunas ocasiones el vehículo no para’, manifiesta Flores.

Alumbrado. Las calles que rodean al nuevo estadio de la ciudad carecen de alumbrado público y los habitantes del lugar piden más seguridad. ‘Las noches es peligroso caminar por estas calles y el mal estado de las vías es motivo para que los taxis no quieran venir con facilidad y peor en horas de la noche, sería bueno que haya más control de policía o guardias que brinden respaldo en la construcción’, comenta Chávez.