20 bebés nacieron en Ibarra en el inicio del 2016

p2Son las 18:00 del sábado 2 de enero. Pese a la estricta seguridad del Hospital San Vicente de Paúl, HSVP, logramos ingresar justo a la sala de ginecología de esta importante casa de salud. Nuestra visita no iba dirigida a un paciente en particular. Bueno, puede ser que sí, buscábamos a las nuevas mamás que en este 2016 recibieron la bendición de Dios. Según las estadísticas que maneja el HSVP, entre el primero y 2 de enero nacieron 20 bebés, de los cuales 13 fueron mujeres y 7 hombres.

Al ingresar a la sala de recuperación de las nuevas mamás, se evidenciaba silencio, pero también alegría, ya que al ser que esperaban por nueve meses ya estaba entre sus brazos.
Los pequeños tienen diferentes nombres, algunos aún ni los tienen, sus mamás son diferentes y proceden de distintos lugares de la provincia y fuera de ella, pero hay algo que tienen en común, todos ellos nacieron justo con el nuevo año. Desde luego, unos nacieron el primero de enero y otros el dos, separados solamente por unas horas.
Rocío Vásquez descansaba en una de las habitaciones del tercer piso de esta casa de salud.
Estaba muy feliz, en sus brazos tenía a su bebé nacida hace pocas horas. “Mi hija llegó al mundo el primero de enero, la esperábamos en Navidad, así nos decían los doctores, pero llegó a nosotros justo con el año nuevo. Es una preciosa mujercita, aún no tiene nombre, pero es posible que le llamemos Carlita”, dijo la nueva madre, oriunda del cantón Otavalo.
A pocos metros de ella se encontraba Lady Casanova, ella llegó al Hospital San Vicente de Paúl procedente de San Lorenzo (Esmeraldas), la joven madre dio a luz en las primeras horas del 2016.
Su pequeño duerme entre sus brazos mientras nos cuenta que su bebé ya tiene nombre . “Mi hijo es un varoncito le voy a llamar James” dice esta mamá.
En estos dos primeros días del año hubo niños que se adelantaron, como el caso de la mamá Nathaly Carvajal, ella también se encontraba en la sala de recuperación del hospital. Pero su bebé no estaba con ella, él nació prematuro. Su madre esperaba al pequeño en febrero, sin embargo quiso nacer un primero de enero, simplemente se adelantó, pero eso le costó al pequeño permanecer en una termocuna y su mamá por algunas horas sin poder darle protección. “Es emocionante que mi hijo haya nacido junto con el cambio de año.
Espero que ya salga de la termocuna para tenerlo entre mis brazos”, dijo la madre, oriunda del sector de Monteolivo, provincia del Carchi.
En lo que va de este año, según las autoridades del hospital, no han existido casos de muertes maternas. Tampoco existió en el 2015.