20 agricultores esperan ampliar la venta de la tuna

Ibarra. 35 hectáreas es el espacio destinado al cultivo de tuna en las que los agricultores no solo cosechan el producto sino también construyen sueños.

Proceso. 20 personas forman parte de la Asociación de Productores El Mirador, Asopromir, asentados en la comunidad de Juncal, en el Valle del Chota.

José Maldonado es el presidente de Asopromir.

Manifiesta que cultivan, realizan la cosecha, la poscosecha y buscan nuevos nichos de mercado.

“Lo que hacemos es cosechar la fruta en sí y venderla al mejor postor”, recalca, lo que buscan con ansias es ampliar su mercado.

Actualmente venden el producto en el mercado Mayorista.

De a poco, se empieza con la industrialización, elaborando mermeladas y helados de tuna, que solo se venden en la comunidad de Juncal.

15 años cumplió la asociación que cultiva y cosecha en tierras que aún no están legalizadas, pues están hipotecadas, sin embargo, el trabajo continúa.

En cuanto a la producción, entre los socios cosechan 20 mil kilos semanales de tuna.

Cada socio cuenta un área de terreno.

El precio de comercialización en el mercado Mayorista, bordea de 12 a 13 dólares la gaveta.

Eduardo Méndez se dedica al cultivo y cosecha.Trabaja con su padre en los terrenos.

Considera que lo más complicado es lidiar con la cochinilla, la plaga que afecta a la planta.

“No es tanto la espina, lo más triste es la plaga de la cochinilla, eso nos invadió bastante”, manifiesta y explica que para combatirla lavan las plantas con agua.

Actualmente, no hay más mercado que el Mayorista.

José Maldonado, durante la cosecha, contrata a 10 personas y, en general, para la producción suelen laborar en los terrenos unas 40 personas.

Considera que sí hay rentabilidad, gracias al apoyo de instituciones que ayudan en el tema del cultivo.

“Con capacitación de instituciones como el MAG se mejora la producción”. Anteriormente, en cada raqueta de tuna se cosechaban una o dos, ahora en cada una hay hasta 20 tunas. De una hectárea, anteriormente salían 40 gavetas semanales, hoy se obtienen hasta 200.

Asopromir es parte de la Asociación de Fruticultores del Norte, estaban a punto de exportar su producto, pero para hacerlo deben tener el sello de Agrocalidad, explicó Maldonado, deben capacitarse en un año aproximadamente, además deben contratar una consultoría. El sueño de exportar la tuna a EE.UU. es algo que esperan cumplir.

José Maldonado (i), presidente de Asopromir, junto a Eduardo Méndez, hijo de un productor y Narcisa Maldonado, trabajadora del lugar.
Helados y mermeladas se comercializan en Juncal, elaborados a base de tuna.