19 años de dolarización

Por estos días, hace 19 años, Ecuador dolarizó oficialmente su economía. La moneda de Ecuador pasó a ser el dólar estadounidense, y feneció el sucre. Durante el período 1970-2000 el dólar pasó de S/. 25 a S/. 25.000. ¡Se multiplicó por mil!

Ecuador tenía complicados problemas estructurales. Alta inflación que drenaba los salarios, devaluación pertinaz del sucre que obligaba a refugiarse en el dólar, déficit fiscal, balanza comercial adversa, y, lo peor de todo, el sistema financiero y el gobierno no eran creíbles. La antesala a este escenario fue una malhadada ley de entidades financieras que había permitido la irresponsable proliferación de bancos. Muchos de ellos usaron el dinero de los depositantes para entregar créditos vinculados. Otro factor del desplome del sucre fue la vigencia del impuesto a la circulación de capitales que reemplazó al impuesto a la renta.

Se debía pagar el 1% del valor de cada transacción de depósito en un banco. Esto causó una enorme desintermediación bancaria que hizo caer los depósitos en los bancos.

A la sazón Ecuador padecía los efectos del feriado bancario que congeló los depósitos de millones de ecuatorianos dizque para salvar al sistema. Total: los malos bancos cayeron, igual que el gobierno. La dolarización ha traído innegables beneficios al país. Confianza en la moneda, expansión del crédito, disminución de la inflación, perspectivas de largo plazo…