180 días para reponer árboles talados de Plaza de Ponchos

p6f1

OTAVALO. Los árboles de ciprés sembrados hace aproximadamente 41 años en la Plaza de Ponchos, fueron talados por decisión de los comerciantes y artesanos que laboran diariamente en este lugar la semana pasada. Esta acción ha provocado reacciones de la ciudadanía a favor y en contra.

Turistas. Thomas Miller regresó llegó a Ecuador por segunda ocasión el pasado miércoles. En su visita ha recorrido varias ciudades del país. Hace tres años vino a la Plaza de Ponchos y le pareció ‘fantástico’. En su segunda visita el pasado sábado se llevó una ‘gran decepción’ al ver que los viejos árboles que ‘adornaban’ y daban sombra en esta tradicional plaza, ya no estaban. ‘No entiendo las razones por las que cortaron los árboles. En otros lugares tratamos se habla de reforestación y aquí hicieron lo contrario’, dice el turista.

Árboles no adecuados. Sara Suárez, jefa de Gestión Ambiental del Municipio de Otavalo, estuvo en el lugar, como veedores, cuando se procedió a cortar los siete cipreses. “Como municipio no podemos otorgar ese permiso, el ministerio de ambiente ha extendido el mismo a Luzmila Iza presidenta de los comerciantes del lugar’ explica la funcionaria. Según el ministerio, el permiso se lo otorga por que los cipreses al ‘ser árboles ramificados y viejos que afectan a transeúntes y turistas que circulan en la Plaza de los Ponchos’. Suárez aseguró ‘estos árboles no proporcionan ni siquiera ayuda estética, por más poda que han recibido no se puede mejorar la estética de los mismos, ya que no fue controlado su crecimiento desde el inicio’, dice Suárez.

Reposición obligatoria. Luzmila Iza, presidenta de la Asociación Interprofesional de Maestros y Operarios de la Plaza de Ponchos, aseguró que esperarán que sequen bien las raíces para poder extraerlas y proceder a reponer con especies nativas. ‘En seis meses, aproximadamente, se podrá sacar las raíces y se plantará árboles de la especie Ficus’, dijo la dirigente.