17 cámaras están inactivas en Ibarra

Ibarra. El Municipio de Ibarra invertirá 71 mil dólares para comprar 17 nuevas cámaras y reemplazarlas por las que están dañadas.

El proyecto “Ojos de Águila” cuenta con un total de 19 cámaras, pero de estas, solo tres están en buen estado, así lo confirmó Marco Rubio, director de Gobernabilidad y Seguridad Ciudadana del GAD-I.

Según Rubio, está previsto que hoy esté listo el proceso y en 15 días aproximadamente se adquirirían estas herramientas con las especificaciones del ECU 9-1-1.

Aseguró que la adquisición no se la realizó antes porque las cámaras actuales se dañaban, pero se las arreglaba frecuentemente, sin embargo esto no dio resultado.

Además, señaló que “aquí nadie tiene que inventar el agua tibia, no nos hemos descuidado”.

Institución. Actualmente la provincia está vigilada por un total de 173 cámaras ubicadas en puntos estratégicos, con la finalidad de precautelar la seguridad ciudadana.

A través de convenios interinstitucionales con el Ministerio de Educación y los municipios de los cantones, el ECU 9-1-1 ha ido incrementando progresivamente el número de cámaras, así lo aseguró Carlos Cadena, coordinador zonal 1 del organismo.

El funcionario señaló que Ibarra cuenta con 53 cámaras, Otavalo 56, Cotacachi 11, Antonio Ante 34, Urcuquí 9 y Pimampiro 10.

Mencionó que con el único Municipio que no se ha podido cristalizar el convenio es con Ibarra, dijo Cadena, quien manifestó que el aumento de cámaras en Ibarra ha sido porque el Ministe-rio de Educación ha ubicado en los lugares cercanos a las unidades educativas.

Según Cadena, esto no se concretaría por asuntos internos de la municipalidad, pero añadió que “hemos hecho las gestiones correspondientes. Por muchas ocasiones se ha enviado oficios al alcalde por pedidos de la ciudadanía, algunas veces ha mandado a su equipo técnico para trabajar”, explicó Cadena.

Además, añadió que hay unos 23 puntos críticos en donde se necesitan cámaras.

Cadena aclaró que el Municipio tiene 19 cámaras con otro sistema operativo que no funciona con el que tiene el ECU 9-1-1, “constantemente son reparadas, pero en pocos días dejan de funcionar”.

Cadena indicó que antes de ubicar las cámaras el ECU 9-1-1 realiza una evaluación técnica operativa con el fin de determinar los lugares más conflictivos.

“Es tiempo que nos ayuden como lo han venido haciendo los alcaldes y esperamos que no sea esta la única inversión que hagan, sino que a futuro sigan aumentando esa cantidad de cámaras, ya que el único beneficiario es la población”, agregó el coordinador zonal 1 del ECU 9-1-1.

Análisis. Aparte de los lugares más conflictivos, las cámaras también están en sectores con mayor afluencia de turistas como en los parques Ciudad Blanca o Pedro Moncayo.

“En este último, la municipalidad de Ibarra tiene instaladas dos cámaras pero al momento están sin funcionamiento, según Cadena.

Una cámara de videovigilancia con las especificaciones técnicas, desde la colocación de postes, bordeaba anteriormente unos 8 mil dólares cada una.

Cadena aseguró que actualmente se ha hecho un análisis para tener medios alternativos que sean económicos, por ejemplo en vez de colocar postes nuevos, se ha utilizado los que ya están instalados con el alumbrado público.

Es por eso que ahora, una de estas modernas cámaras tienen un costo aproximado de 2 500 dólares.

En este costo incluye toda la cámara y artefactos periféricos que se utilizan para que funcione normalmente. “Esta sería la inversión económica que tendrían que hacer los municipios como parte de su corresponsabilidad para incrementar un nuevo punto de videovigilancia”, dijo Car-los Cadena.

Al momento se espera una respuesta que es necesaria y urgente.

Una de las cámaras que forman parte del proyecto Ojos de Águila, del Municipio de Ibarra, está ubicada en la Bolívar y Obispo Mosquera.
Cámaras de este tipo son usadas por el ECU 9-1-1 para resguardar la seguridad ciudadana desde una sala operativa.