Cientos de militantes de Pachakutik se manifiestan en Quito y Guayaquil

Cientos de militantes y seguidores del movimiento indígena Pachakutik se manifestaron este miércoles de forma pacífica ante las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Quito y Guayaquil para protestar lo que consideran un intento de “fraude” en los comicios del domingo en Ecuador.

La concentración más numerosa se dio en Guayaquil, donde se encontraba el líder del movimiento, Yaku Pérez, en una reñida puja con el conservador Guillermo Lasso por el segundo puesto de los comicios y el pase al balotaje frente al correísta Andrés Arauz.

“Si Lasso gana el pueblo se levanta”, “Esto no es pagado, Yaku se la ha ganado”, repetían los manifestantes mientras su dirigente trataba de dirigirles unas palabras.

“Así nos roben los votos, Uds al haberlos desafiado a semejantes empresas electorales, ya es una derrota a los corruptos”, les dijo el dirigente indígena, que anunció que este jueves pedirá a la Contraloría del Estado “un conteo voto a voto en las provincias donde nos están robando los votos”.

Y enumeró una decena de ellas, como Pichincha, Guayas, Manabí, Esmeraldas y Los Ríos.

En declaraciones a la prensa adelantó que tomará todas las medidas legales pertinentes para destapar las “anomalías” en el recuento.

Pérez, que este miércoles por primera vez se vio superado por su rival por el segundo puesto, ha denunciado un supuesto pacto entre la derecha de Lasso y el correísmo para evitar que él pase al balotaje.

“Cansados estamos de tanto atropello y corrupción, cansados sí, pero rendidos jamás. Jamás nos doblegarán”, aseguró.

Y se quejó de todas las inconsistencias que ha visto en la revisión de actas en Guayaquil, la segunda ciudad del país.

Bastión a priori de los conservadores, la revisión en ese reducto ha provocado un cambio de tendencia en el voto, poniendo por delante al candidato conservador.

Según los datos actuales del CNE, Lasso obtiene en estos momentos 1.770.306 votos, equivalentes a un 19,63%, 0,01 puntos por encima que su rival de Pachakutik, que acumula 1.769.282 votos y un 19,62 % del escrutinio.

El movimiento indígena convocó la noche del martes a una “gran movilización” para hacer frente a las “maniobras” políticas en el CNE, lo que ha despertado el temor a una nueva ola de disturbios como la que sacudió el país en octubre de 2019.

Sin embargo, Pérez se ha manifestado a favor de una protesta social sin violencia y exhortado a sus seguidores a “no doblegarse”, “a no agachar la cabeza”, “sin violencia, pero con toda la irreverencia”.

También en Quito se ha registrado una pequeña concentración en dos centros electorales, con una marcha de unas doscientas personas hasta la sede principal del CNE.