Denuncian irregularidades en investigación contra el Estado

El Colectivo Nueva Coccinelle LGBTI, con el apoyo de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) presentaron un escrito dirigido a la Fiscalía 1 de la Dirección de Comisión de Derechos Humanos y Participación Ciudadana, de la Fiscalía General del Estado, ante la falta de celeridad y debida diligencia en la investigación dentro de la denuncia contra el Estado ecuatoriano, por el delito de lesa humanidad y el de persecución a las víctimas de represiones policiales intensificadas desde la década de los 80.

Los hechos se produjeron en el gobierno de León Febres Cordero, que inauguró un régimen de violencia instaurado por el Estado, dirigido no solo a opositores políticos, sino también a aquellas personas que “no encajaban” en la sociedad, hasta el 2000, y aquellas que se sumaron en el transcurso de la investigación.

En el escrito se señala que, el 14 de agosto de 2019, la Fiscalía solicitó a Gino Grondona, perito en psicología social, una experticia basada en “Un Análisis del Contexto Social y Político de las Vulneraciones a los Derechos Humanos de la Población LGBTI en Ecuador, entre los años 1980-2000”.

Sin embargo, ha pasado más de un año desde la designación del perito en psicología social y aún no se ha presentado el informe pericial respectivo. La tercera prórroga concluye este 2 de noviembre.

Según Inredh, otra de las irregularidades es la falta de celeridad en las pericias del entorno social, psicológico y médico legal.

En la notificación, del 28 de agosto del 2020, se dispone la realización de dichos peritajes solo a un grupo, dejando por fuera al resto de integrantes de la Nueva Coccinelle, quienes son las denunciantes, así como también aquellas que se sumaron en el transcurso de la investigación.

Para Luisa Villacís, abogada del caso y asesora legal de Inredh, es esencial que se realicen las pericias psicológicas y medicas legales que ayuden a evidenciar las secuelas ocasionadas por los malos tratos recibidos en el pasado y que en estas diligencias sean incluidas las compañeras trans Nebraska León, Galo Bravo, Purita Pelayo, y Hernán Muñoz, entre otras víctimas.