160 familias de San Rafael son parte de la Plataforma Comercial

Pocos días después del inicio de la emergencia por la pandemia mundial, en la parroquia San Rafael de la Laguna, 160 familias de 10 comunidades se organizaron para crear la Feria Comunitaria “Plataforma Comercial” que se ha constituido en uno de los mercados parroquiales más grandes de la actualidad.

Iniciativa
Los días lunes y viernes, desde las 06:00, en el ingreso principal al casco parroquial de San Rafael, uno a uno va llegando los comerciantes y productores de frutas verduras, artesanías y otros productos de primera necesidad. La venta concluye a las 18;00.

La feria se organizó para evitar que la población de esta parroquia y las comunidades aledañas eviten salir a la ciudad para abastecerse de productos y de esa manera frenar la expansión del Coronavirus en el cantón.

Según los organizadores, la feria cuenta con el apoyo del gobierno parroquial y el municipio de Otavalo instituciones que apoyaron en la adecuación del espacio donde se desarrolla la actividad comercial. La unión de comunidades de San Rafael encabeza esta iniciativa comercial.

Garantía
Los productos que aquí se expenden tienen que pasar por la revisión del fiscalizador. Guido Villagrán, ciudadano que cumple esta función aseguró que todos los productos que se venden en la feria son frescos.
“Todo tiene que estar fresco y de buena calidad para asegurar el bienestar de nuestros clientes”, dijo.

La mayor parte de personas que venden en esta feria son productores y de esa manera se garantiza la dinamización económica de la parroquia.

Mercado mayorista
En vista de la gran acogida que ha tenido esta iniciativa parroquial los organizadores de la feria han decidió realizar una feria de mayoristas.

“Los lunes y jueves vamos a realizar la feria de mayoristas desde las 03:00 hasta las 08:00. Tenemos productores y comerciantes de toda la cuenca del lago San Pablo que están interesados en participar”, aseguró Villagrán.

Alrededor de 60 comerciantes mayoristas participarán en esta iniciativa que arranca la madrugada de este lunes.

Control
Personal de control municipal colabora en los días de feria vigilando el ingreso y salida de los usuarios.

Los organizadores han tomado en cuenta todas las medidas de bioseguridad y los comerciantes cumplen a cabalidad estas disposiciones.
“Es necesario que respetemos estos protocolos por la salud de todos y porque son exigencias que tenemos para poder ser parte de esta feria”, dijo Vicenta Anguaya, participante.

Más productos
La feria incluye también espacios para la venta de lácteos y artesanías. Los organizadores han dispuesto un sector para la venta de animales menores.

“Aquí podemos encontrar todo. Tenemos gallinas de campo, y productos de buena calidad. Esperemos que se mantenga el apoyo a esta iniciativa comunitaria que hace que tengamos más cerca productos de buena calidad”, dijo Estela Campo, usuaria del mercado.

Otros espacios
Muy cerca de este espacio, en la parroquia Eugenio Espejo, también se desarrolla una feria de gran magnitud en donde también participan productores agrícolas de la localidad. Este tipo de iniciativas han permitido que se desarrollen las actividades comerciales en las parroquias rurales, pero para quienes laboran en el mercado 24 de Mayo, la iniciativa ha mermado la afluencia de compradores durante la emergencia.