16 años desaparecido miembro de la Fuerza Aérea

p31f1IBARRA. “Son tantos años, pero no pierdo la esperanza de volver a ver a mi hermano, mi corazón me dice que sigue vivo“, dijo Gustavo Túa, hermano del desaparecido. Quien relata los hechos en medio de nostalgia.

 Los detalles, el día de su desaparición Edgar Fabían Túa Flores, a sus 31 años de edad desapareció, luego que las turbulentas aguas del río Lita le arrastrarán. Ocurrió el 22 de julio de 1995. La víctima acudió al sitio, por una invitación familiar. Su esposa, Yolanda L., dijo que vio a Édgar que se perdía en el caudal, en aquella época la mujer estaba embarazada.

 Equipos de rescate, sin éxito.  Luego de la desaparición, llegaron miembros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, de la Marina y del Ejército. Para emprender la búsqueda que duro ocho días, pero sin éxito. Desde esa fecha nunca más lo volvieron a ver.  
Sin embargo, los familiares continuaron la búsqueda,  que duro siete meses, visitaron comunidades y asentamientos de la zona, hasta llegar a la frontera norte.
“Se presume que grupos paramilitares lo secuestraron”, esta es una de las hipótesis que manejan los familiares, quienes no pierden la esperanza de volver a ver con vida.

  Declaraciones de los familiares Este próximo 22 de julio se cumplirán 17 años, de la desaparición de Edgar Túa. El imbabureño es oriundo de la parroquia, San Antonio de Ibarra.
Sus hermanos: Silvia, Patricio y Gustavo, anhelan volver a ver, a su ser querido. “Hay muchas cosas que no están claras, mi deseo es volver a mirar su rostro“, asevera Elva Flores, tía de la víctima. Sí alguien conoce de su paradero puede notificar a la Policía. Actualmente, la víctima tendría 48 años de edad, cuando desapareció, tenía un hijo de cinco años de edad, y otro que venía en camino, su esposa estaba embarazada cuando ocurrió la desgracia.

 Leyes sobre desaparición    La presunción de muerte se establece cuando, se  ignora su paradero; y se haya realizado todas las diligencias posibles para encontrarlo. Y, hayan trascurrido dos años desde su desaparición. Así lo establece el articulo 66 y 67 del Código Civil vigente.
En la época que desapareció prestaba sus servicios para el Ministerio de Defensa, también era técnico aviador y un destacado nadador, era miembro de  Fuerza Aérea Ecuatoriana.  La última vez que los familiares lo vieron, fue un día antes de la tragedia.