135 centros infantiles están autorizados en Imbabura

Ibarra. En la capital ecuatoriana, en estos días trascendió y se hizo público el fallecimiento de una infante en el interior de un Centro de Desarrollo Infantil privado y que puso en alerta a las autoridades respecto al adecuado control de estos servicios y como se otorga la autorización para su funcionamiento, cuya competencia está a cargo del Mi-nisterio de Inclusión Social (Mies).

La zona. En Imbabura existen más de un centenar de centros infantiles entre públicos, cooperantes y privados que son monitoreados por la Dirección Distrital del Mies, y en la provincia hasta la fecha no se han registrado antecedentes similares al fatal ocurrido en la capital.

Según cifras entregadas por María Gabriela Jaramillo, directora Distrital MIES en la provincia se han autorizado el funcionamiento a 135 establecimientos de los cuales 119 son centros infantiles públicos de convenio, siete centros con atención directa y nueve privados; siendo Otavalo el que más instituciones públicas posee mientras que en la capital imbabureña existen más centros infantiles privados que otros cantones.

Características. Según explica la directora distrital del Mies, la diferencia entre los centros infantiles públicos directos y de convenio está el tema del presupuesto, mientras que en el primer caso es manejado en su totalidad por el Mies, en el segundo se busca una institución cooperante, que puede ser una entidad de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), de la sociedad civil o de organizaciones religiosas.

Con estas entidades se firma un convenio en el cual se le entrega el 80% mientras que el 20% que resta es gestión de los cooperantes. Finalmente están los privados, los cuales deben solicitar la autorización respectiva para su funcionamiento.

En Ibarra existen 28 centros infantiles públicos y seis privados; en Otavalo 57 públicos y un privado, en Cotacachi 16 públicos y un privado; en Atonio Ante 20 públicos; en Pimampiro tres públicos y en Urcuquí, dos públicos; los dos últimos cantones no tienen centros infantiles privados.

Controles. Cuando las personas requieren aperturar un centro privado deben realizar un primer acercamientos al Mies para solicitar una verificación del espacio físico.

En la provincia se ha negado la autorización a cuatro posibles centros infantiles por no cumplir con esta primera instancia.

Según datos entregados por el Mies, dos fueron de Iba-rra, uno de Cotacachi y otro en Otavalo.

De los que se encontraban funcionando en el 2019 solamente hubo un caso de cierre y ocurrió en Antonio Ante con un establecimiento que comenzó a inscribir a niños mayores de tres a-ños.

Según el Mies, la edad limite para inscribir en los centros infantiles es de tres a-ños, pasada esa edad la competencia se traslada al Ministerio de Educación.

Sobre el caso en Quito. La Junta de Protección de De-rechos de la Niñez y Ado-lescencia dispuso la suspensión del funcionamiento del centro de desarrollo infantil, ubicado en el norte de la ciudad, en donde la bebé de nueve meses falleció el pasado 27 de diciembre del 2019 con un diagnóstico de insuficiencia respiratoria.