128 jóvenes son parte del BI

Ibarra. 21 unidades educativas fiscales en la zona 1 cuentan con Bachillerato Internacional, mientras que en Imbabura solo cuatro han logrado ser parte de este programa.

Hasta noviembre de 2018, 294 estudiantes se graduaron en este programa en Imbabura, actualmente están estudiando aproximadamente 128 jóvenes.

Esta propuesta oferta un programa de asignaturas que pertenecen a seis grupos de estudios: de cada grupo se elige una asignatura. Del total de seis asignaturas elegidas, tres se estudian a nivel superior y las otras tres, a nivel medio.

Además, existen tres componentes en el proceso de obtención del Diploma: cursar la materia de Teoría del Conocimiento; realizar actividades CAS (Creatividad, Acción y Servicio) y una monografía sobre un tema específico bajo la guía de un docente.

En Imbabura las unidades educativas con Bachillerato Internacional son: Ibarra, l7 de Julio, Abelardo Moncayo y Teodoro Gómez de la Torre.

En esta última institución Diana Cifuentes, subcoordinadora, explicó que forman a 65 jóvenes.

Una de las diferencias con el Bachillerato General Unificado, es que las pruebas no son elaboradas por los mismos docentes, “la evaluación que rinden en lugares como Estados Uni-dos, Canadá, China o Colombia, también la desarrollan aquí”, dijo Diana.

Propuesta. La subcoordinadora del programa en el Teodoro Gómez de la To-rre aseguró que las mejores universidades buscan a estudiantes de este bachillerato, “no tienen que buscar, ellos son llamados y preferidos”, dijo.

El único problema, según Diana, es que existe la apertura pero no el dinero, “Ecuador no se ha preocupado en dar un apoyo, es tan fuerte y rígido el programa que los chicos, padres y maestros tienen que dar más esfuerzo que lo normal, pero ese esfuerzo debe ser compensado y no existe”.

Comentó que por ejemplo, si tienen un nivel académico superior, no deberían rendir el examen Ser Bachiller para entrar a la universidad. Las familias son de nivel económico medio bajo, sin embargo, no están en la capacidad de ir a universidades privadas, “tenemos que estar tras las becas por el aspecto económico, pero la formación está lista”, añadió Diana.

Ana Bastidas tiene 16 años y llegó a ser parte de este programa desde otra institución. Para ella el nivel educativo es muy elevado en comparación al bachillerato general, “aquí se nota que nos están educando para el futuro y no para pasar el año”, mencionó.

Las estudiantes del Bachillerato Internacional que ofrece la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, realizan sus tareas académicas en las horas libres de clases.
Kendall Ogle (i) y Becky Wandell, del voluntariado internacional Cuerpo de Paz, y Diana Cifuentes, subcoordinadora del programa.