115 jóvenes en proceso para construir negocio

Ibarra. 115 jóvenes de Imbabura se encuentran en el proceso de construcción de un modelo de negocio con el apoyo del programa Impulso Joven.

Sin embargo, dos emprendimientos de la provincia ya han recibido el crédito por parte de BanEcuador, de 15 mil dólares.

Así lo confirmó Elías Te-norio, secretario técnico del programa, quien indicó que la meta es cerrar hasta el 24 de mayo con 1 000 jóvenes a nivel nacional. Hasta ahora trabajan con 500 y se ha entregado cerca de 3 millones de dólares en crédito.

Tenorio señaló que la finalidad es que los jóvenes alcancen sus oportunidades para incluirse económicamente, productivamente y así aspirar a tener su independencia financiera.

Apoyo. Empleo y emprendimiento también son parte de este programa. En el primero está el empleo joven y mi primer empleo, este último tiene que ver con las prácticas y pasantías preprofesionales, en la cual se está destinando 7 millones de dólares para garantizar el pago del salario básico a los jóvenes por los tres meses de pasantías.

Mientras que el programa de emprendimiento consiste en dos servicios: el no financiero que acompaña al joven en la construcción de su modelo de negocio atravesando por el proceso de fortalecimiento de sus capacidades para pasar al financiamiento con Ban-Ecuador, con quien existe una línea que financia las ideas de jóvenes de hasta 15 mil dólares con las tasas de intereses más bajas.

Tenorio dijo que cuando un joven quiere emprender cubren hasta 6 mil dólares con el fondo nacional.

Proyecto. Jessica Narváez tiene 30 años y junto a su mamá que se convierte en socia, llevan adelante el emprendimiento denominado Stevida, que nació hace ocho años pero se ha fortalecido con el crédito de BanEcuador a través de Impulso Joven. El emprendimiento beneficia a cerca de 30 familias que cultivan stevia y elaboran productos a base de esta planta desde una línea de edulcorantes, que es líquido natural también en polvo, útil para postres, además, elaboran la mermelada de tuna.

Jessica (i) y su mamá, Amparito Mejía, participaron en un concurso de emprendimiento y se hicieron acreedores al acompañamiento de Impulso Joven para hacer un plan de negocio y entrar a la cadena de supermercados, “el programa nos ha apoyado económicamente con crédito”, dijo Jessica.