11 militares investigados por muerte de Kléber Castillo Salán

Tulcán. Como Kléber Fernando Castillo Salán, de 36 años, fue identificado el ciudadano que falleció en el incidente registrado con militares el pasado 16 de marzo en el sector de Labores Agrícolas, cantón San Lorenzo, provincia de Esmeraldas. Según el comunicado del Ejército, una patrulla ordenó detenerse a un vehículo de marca Toyota, el mismo que no acata las disposiciones, procediendo a embestir al personal militar. Según la versión militar, “el personal hace uso progresivo de la fuerza en su legítima defensa y el vehículo con sus ocupantes se dan a la fuga utilizando vías alternas, en dirección a San Lorenzo”.

Los hechos. Según cita Diario el Universo y consta en el parte preliminar policial, en el vehículo ve-hículo Toyota Land Cruiser viajaban Kléber Fernando Castillo Salán, quien iba de copiloto, el conductor de 23 años y un menor de 13 años. Según el testimonio del chofer a la Policía, en el vehículo se transportaba cemento y combustible desde el sector de Labores, lado ecuatoriano, con dirección a Brisas, lado colombiano, “al observar un control militar y con la finalidad de que no nos quiten el cemento y el combustible dimos marcha atrás con la intención de darnos a la fuga, los militares abrieron fuego contra el vehículo siendo impactados mi amigo, hoy fallecido, y mi sobrino menor de edad”, señaló.

Hay 11 investigados. De este hecho se aprehendió a 11 militares, incluido un oficial. Ayer se realizó la audiencia en San Lorenzo, Esmeraldas y les dictaron la medida sustitutiva de presentarse cada dos días. En la cuenta de Twitter del Ministerio de Defensa, el ministro Oswaldo Jarrín sostuvo que “Los 11 miembros de la patrulla que están retenidos tienen respaldo moral y jurídico de esta cartera de Estado”, y que serán las autoridades quienes investiguen el hecho, no el Ministerio de Defensa. Precisó que existió irrespeto hacia la autoridad.

Versión de familiares. Luis Trejo, familiar de Castillo Salán, en entrevista para Diario EL NORTE, relató que el vehículo de Kléber Fernando fue contratado para transportar 6 quintales de cemento y 2 pomas de gasolina. “Al llegar a Brisas, que es Mataje, salen los militares sorpresivamente, el muchacho (conductor) se espanta y como antes ya le habían quitado 4 quintales de cemento el chofer frena y se da la vuelta. En ningún momento los quiso embestir, da la vuelta y comienzan a disparar. Que digan la verdad. La bala le perfora la pierna a mi primo Fernando Castillo y siguen disparando y el vehículo se va”.

Según el familiar, el cemento y el combustible eran un pedido particular y tenían las facturas de los bultos de cemento.