1 500 niños recibieron un agasajo en la UTN

p2IBARRA. Alrededor de 1 500 niños de 45 escuelas de Imbabura fueron parte de “Dibujando Sonrisas”. Este es un programa de los estudiantes de la Universidad Técnica del Norte en el que  cada uno apadrina a un niño para entregarle un presente y realizan un agasajo en Navidad.

CAMPAÑA SOCIAL. Concursos especiales, danza y show de zanqueros fueron parte de la celebración de los pequeños quienes con una gran sonrisa participaron de las actividades presentadas.

El evento se desarrolló en las instalaciones de la casona universitaria el lunes en horas de la mañana.
En la campaña “Dibujando Sonrisas”, alrededor de 400 estudiantes universitarios acuden a cada escuelita para compartir con los niños y en Navidad organizan un programa especial.
Juan Carlos Jaramillo, coordinador de vinculación de la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas de la UTN, manifestó que esta campaña busca sensibilizar el corazón de los universitarios en las escuelas de sectores rurales. “La universidad al servicio de la comunidad realiza por segunda ocasión esta campaña, cada estudiante tiene a tres niños de cada escuela para beneficiarlos. Cada estudiante busca un padrino por niño, el mismo que da un regalo en esta fecha al pequeño que tenga a su cargo. Esta actividad será institucionalizada en la universidad”, dijo.
El primer año de la campaña se realizó un programa piloto en el que participaron 21 escuelas y un solo curso de la universidad.

 

DESEO DE BRINDAR FELICIDAD. Esta campaña cuenta con el apoyo y cooperación del Rector de la UTN, Miguel Naranjo, así lo enfatizaron los estudiantes. La iniciativa nació de la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas.
Germán Gualoto, director del Departamento de Vinculación de la UTN, dijo que los regalos entregados a los niños fueron recogidos por trabajadores, docentes de la UTN y autoridades provinciales que han apoyado esta campaña. “El año próximo vamos a aumentar estudiantes universitarios para abarcar a más escuelas. Esto no tiene que ver con el proceso de extensión universitaria que se realizan en la academia, esto se hace por las necesidades de la comunidad de tener atención prioritaria, en especial los niños y  por esta fecha en la que se recuerda la solidaridad y la natividad de Jesús en el corazón de la humanidad”, sostuvo el funcionario.

Además. Uno de los infantes, Carlos Lema de 7 años, manifestó haber disfrutado del evento. “Me gustó la danza y estoy feliz porque estos programas no tenemos. Mi regalo es un carro de carreras que siempre quería”, dijo emocionado el niño.
Los estudiantes de la universidad brindaron este espacio con la emotividad de la fecha, en donde Papá Noel y el Niño Jesús son los principales personajes de amor y fantasía. Ellos compartieron junto a los  niños y niñas entre risas y sorpresas.