El velo de novia perfecto para ti

17:00 518 hits

El velo de novia perfecto para ti

Ratio:  / 0
MaloBueno 

veloYa escogiste tu vestido de novia, pero ¿quisieras complementarlo con un velo que vaya acorde con tu vestido, tipo de rostro, estatura y peinado? Entonces no debes perderte las siguientes recomendaciones para saber cómo elegir el que mejor te quede.

HISTORIA
En tiempos de los griegos y, posteriormente, de los romanos, la costumbre de llevar velo obedecía a razones de superstición, puesto que la pieza de tela, en este caso de colores vivos de la familia que va del rojo al amarillo, tenía una misión fundamental: proteger a la novia del mal de ojo que podía provocarle la envidia de otras mujeres al verla desfilar hacia el lugar de la celebración. De hecho, la misma palabra “velo” viene de la raíz latina que significaba “protección”.
De igual manera que en el caso de Oriente, otro de los motivos para que la novia llevase velo era el de evitar que el novio la plantase al verla por primera vez, en el caso de matrimonios concertados, puesto que no le levantaba el velo hasta que la ceremonia había concluido.
Estos dos motivos, protección por superstición y por interés, se mantuvieron hasta la Edad Media, con velos.

OPCIONES
La diseñadora de modas, Nicole Arévalo, dice que primero es importante es analizar cómo es tu vestido. Si tu vestido es romántico y clásico, el velo puede tener encajes y bordados o algún otro detalle que realce el vestido y lo complemente. Por el contrario, si tu vestido es más sofisticado, moderno o el tejido es más elaborado, te recomiendo un velo sobrio, liso y sin detalles, así el protagonismo se lo llevará 100% el vestido y el velo será solamente un complemento sutil que lo acompañe.
Si solo lo quieres llevar en la ceremonia, los velos largos son perfectos, tienen mucha presencia y quedan preciosos. Sin embargo, si tu intención es no quitártelo, es mejor que optes por un velo corto, aunque yo no he conocido a ninguna novia que se haya quedado con él puesto hasta el final de la celebración, ya que al final en la fiesta puede resultar incómodo. Normalmente se suele quitar antes del banquete o después del vals de los novios, eso ya depende de cómo estés de cómoda con él o si quieres que siga acompañando a tu look. Toma en cuenta que cuando vayas a la prueba de maquillaje y peinado tendrás que saber qué velo vas a llevar. Hay muchas alternativas.