Selfies que han acabado con la vida de personas

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p6enfEEUU. Los selfie es una tendencia que vino a revolucionar las fotografías. Las personas hacen locuras extremas para sacar una espectacular foto y ganarse un “Me Gusta” o un corazoncito.

Sin embargo, un estudio estadounidense reveló este martes que al menos 49 personas han perdido la vida intentando hacer un selfie con el fin de lograr la admiración de sus amigos en las redes sociales.
Los extremos de la personas han llegado a la locura y muchos arriesgan su vida si no es que la pierden intentando hace una captura de estas.
Desde 2014 al menos 49 personas han muerto mientras se hacían un selfie, una de esas fotos a uno mismo.

CIFRAS
Según Priceonomics, podríamos confirmar la muerte de 49 personas desde 2014 que tienen como causa directa un selfie. Es decir, no estamos hablando de fotografías que se toman minutos o momentos antes de que se produzca un accidente mortal, sino de que la propia autofoto sea el motivo único de la muerte. Casi el 30% de estas muertes pertenecen a jóvenes de 21 años, siendo el 75% de ellos hombres. Es curioso que sean los hombres la mayoría de las víctimas mortales en cuanto a selfies se refiere, ya que algunos medios como Selfiecity dejan bastante claro que las mujeres suelen tender más a realizar estas capturas. Pero claro, también hay estudios que demuestran que los hombres suelen enfrentarse al doble de situaciones potencialmente peligrosas.
También hay estadísticas y datos que nos dicen cuáles son los territorios donde ocurren más muertes por selfies en el mundo, destacando por encima del resto India, que se llevaría las 19 de las 49 muertes totales que se han vivido desde el año 2014, lo que conformaría un 40% del total. En segundo lugar iría Rusia, con 7 muertes, mientras que España se quedaría en un meritorio cuarto puesto con 4 muertes.

PELIGRO
La peor situación posible para tomarse un selfie, y la que ha provocado más muertes, es la que sitúa al autor de la foto en una altura muy elevada, como el tejado de un edificio o tras haber escalado algún pico peligroso. Obviamente, tratar de realizarse una foto en una situación comprometida es peligroso, y es lo que ha llegado a provocar hasta 16 muertes.
Hay un caso concreto y conocido de un hombre chino de 25 años que el pasado mes de agosto de 2015 decidió realizarse un selfie en lo alto de la cascada Long Men, situada en el este de China.
Distraído por la cámara y buscando el mejor ángulo para su autofoto, el hombre resbaló y cayó al vacío sin que se pudiese hacer nada por su vida. Fue encontrado días después y las autoridades descubrieron su teléfono, casi intacto, con una fotografía tomada justamente en el momento de su caída al vacío.