Masoquismo: Dolor y placer

17:12 156 hits

Masoquismo: Dolor y placer

Ratio:  / 0
MaloBueno 

masoqIBARRA. ¡Pégame, pero no me dejes!, puede ser la frase que une a dos personas en una relación autodestructiva. Aunque trillada, la connotación de la idea resulta ser un lazo emocional más fuerte y dañino en muchas parejas que a pesar de saber su sufrimiento, éstas no pueden separarse.

EXPLICACIÓN

Para Eduardo Valverde, psicólogo clínico una pareja que tenga patologías de masoquismo y sadismo funciona sin problemas. Pero si uno de los dos no presenta este tipo de trastornos la vía será la autodestrucción de la pareja.

“Si una persona es masoquista, la pareja no tiene un final feliz. Se necesita que la otra persona también esté trastornada para que puedan tener una vida llevadera. La persona sana va ha decir esto no está bien y se termina la relación. La ruptura es tarde o temprano. Hasta hace poco se podía definir que los sádicos eran los hombres y los masoquistas las mujeres. Pero las cosas están cambiando. Las mujeres están experimentando ciertas prácticas sádicas, como por ejemplo un liderazgo sobre el varón hablando patológicamente. Por ejemplo que maltrate físicamente, psicólogicamente y al final le obliga a tener sexo”, dijo Valverde.