Quimbolitos, perfectos a la hora del café

17:18 674 hits

Quimbolitos, perfectos a la hora del café

Ratio:  / 0
MaloBueno 

quimbo

 

IBARRA. El quimbolito se presenta, de modo abreviado, como un preparado a base de harina de maíz que, envuelto en las hojas de una planta llamada achira, se cocina al vapor. Esta forma de elaboración, utilizando este ingrediente y las hojas de la flora local, es muy común en el Ecuador, así como en otros países de la región. Son muy conocidos entre otros, los tamales o las humitas.


Julio Pazos, en el sitio web www.terraecuador.net escribe que el quimbolito es primo hermano de la humita, del chigüil, de la arepa de Patate y del tamal. Es primo segundo del ayampaco, del bollo de maduro, del maito y de la tonga. La etimología de su nombre es desconocida. Sin embargo, su presencia en las cocinas del Ecuador es inconfundible. Su fama ha superado los límites y de esta verdad da testimonio la historiadora de la cocina peruana Rosario Olivas Waston, en su Historia de la cocina Virreinal del Perú. Según ella, es una masa que mezcla maicena y harina de Castilla, envuelta en hoja de achira y cocinada al vapor.
Parece ser que en el siglo XIX, la masa se llamaba “de quimbolito” y con ella se hacían tortas de horno. Esta noticia trae un recetario, quizá el primero que se publicó en el Ecuador, escrito por Juan Pablo Sanz. En la actualidad es, sencillamente, un envuelto en hoja de achira y cocido al vapor. Las ollas tamaleras abreviaron el trabajo de cocer al vapor. Quien las imaginó debió ser un goloso caminante de las rutas del Ecuador, soleadas, arrimadas a los cholanes, valientes entre los nevados y sin la molesta presencia de los diputados, porque ellos viajan en avión.

 

INGREDIENTES

• 2 tazas de harina de maíz (también puedes poner 1 de maíz y otra de trigo)
• 3 huevos
• 1 taza de leche
• 1 taza de azúcar
• ½ taza de mantequilla
• 1 cucharada pequeña de polvo de hornear
• 10 hojas de achira (en su defecto usar papel vegetal)
• Una cucharada sopera de uvas pasas
• Esencia de vainilla

 

PREPARACIÓN

•La elaboración de los quimbolitos comienza mezclando la harina de maíz (y la de trigo en el caso de que la usemos) con la leche y la mantequilla ayudándonos de una batidora.
A esta masa adicionaremos la esencia de vainilla para potenciar su aroma y sabor. Algunas recetas también incorporan un poco de jugo de naranja o un suave toque de licor en este momento de la preparación. No olvides poner también la cucharadita de polvo de hornear.
Aparte, se separan las yemas de las claras de los huevos, se baten y se añaden a la masa base junto con el azúcar, removiendo bien la mixtura para que quede lo más fina y homogénea posible. Se recomienda que las claras estén a punto de nieve. La masa resultante se coloca sobre las hojas limpias de achira y se las corona con dos o tres uvas pasas como adorno.
El quimbolito se cocina al vapor, pero también puedes hacerlo a baño María. La cocción dura aproximadamente 30 minutos, dependiendo del tamaño del dulce.