Los adolescentes y su primer romance

00:00 374 hits

Los adolescentes y su primer romance

Ratio:  / 3
MaloBueno 

enamoIBARRA. El enamoramiento en los adolescentes es una etapa que no se puede evitar, todos los seres humanos al pasar por este tiempo sentimos “maripositas en el estómago”, por el chico o la chica que nos gustaba en el colegio. La pregunta que se hacen los jóvenes y sus progenitores es: ¿Cuál es el la edad apropiada para tener una relación sentimental?


Todos los adultos han pasado alguna vez por la época de la “edad del burro” y esta es una de las herramientas que utilizan los jóvenes para reclamar a sus progenitores la restricción de permisos y salidas con chicos del sexo opuesto. “Por qué no me mandas”, “recuerda cuando tenías mi edad”, “no me comprendes”, entre otras frases son las utilizadas por los hijos.
Los padres en su lugar “porque lo viví, te protejo”, “no te vas y punto” y más respuestas dan a sus “pequeños”, que ya han salido de la niñez y comienzan el período de juventud. Lo que en verdad hay que tomar en cuenta es el grado de madurez que tiene el joven para sostener una relación y si está psicológicamente preparado.
Las hormonas empiezan a “alborotarse” en la adolescencia y las conversaciones cambian, ya no son iguales a las de la niñez, se escucha poco hablar sobre las series animadas y de juegos, la belleza física del chico o chica que le gusta está en algunas de las pláticas. También hay personas que prefieren reservarse, esas cosas, solo para ellos.
La atracción física es la que prima en esta edad y según Verónica León, psicóloga clínica, es normal por los cambios físicos y mentales que padecen, pero no es prudente mantener relaciones sentimentales por la falta de preparación.
Algunos expertos manifiestan que este es un espacio de aprendizaje, y dicen que, con este tiempo se prepara para que cuando se alcance la madurez y se tenga una pareja estable, no se cometa los mismos errores.
Lo que hay que buscar que se entienda es que el amor no es un sentimiento sino un estado físico, psicológico y espiritual. Lo que más sucede, en hombres y mujeres, los primeros años de enamoramiento son ilusiones y atracciones que, por ser las primeras, hay que saber controlarlas.
“En esta etapa de la vida hay que tomar estas atracciones como un espacio de experimentación, porque somos seres sexuados, pero al mismo tiempo no se debe sobredimensionar los sentimientos y pensar que sin esa persona no se podrá vivir o que es la oportunidad que esperaban, todo tiene su tiempo”, indicó León.
María Fátima Freire, educadora religiosa del Sagrado Corazón de Jesús, dijo que el tema del enamoramiento se ha adelantado, antes escuchaba que sus estudiantes de secundaria conversaban esto a la edad de 14 y 15 años, pero que ahora niños de 11 y 12 años ya hablan sobre sus preferencias amorosas.
Depende de la formación que los jóvenes hayan recibido en sus hogares para pasar este tiempo sin perder su inocencia, ya que hay algunos, un poco más vividos, que aprovechan estos momentos para “hacer de las suyas”.
Hay que recordar que la confianza, de padres a hijos y viceversa, es fundamental para que con amor sepan orientar la sexualidad, entendida como desarrollo, de la forma correcta, sin olvidar que es un tiempo que todos deben pasar.
La edad correcta para mantener una relación no existe, depende de la madurez, hay jóvenes de 18 años que pueden tener una pareja y ser responsables. También hay personas de 30 años que se comportan como niños.
Lo más importante siempre es reconocerse y antes de actuar pensar cuáles serán las consecuencias si tengo novio y si a mi edad, ¿es necesario?

Tiempos de amor y los recuerdos

Cuando se cursa la secundaria las emociones, sentimentales amorosas, empiezan a salir a flote y todo lo que hay en los alrededores empieza a insinuarse sobre, la nueva persona especial que ingresa a nuestra vida y después se lo conoce como el primer amor.
Depende de la estabilidad emocional que nuestros padres nos hayan entregado, a través de su relación de esposos, para que sepamos que decisiones tomar cuando debemos decir a alguien que sentimos algo especial.
Para algunas personas, incluso hasta antes de los 22, es muy difícil controlar las emociones, todas las relaciones sentimentales se pueden convertir en “las únicas y eternas”, la vida comienza a ganar y a perder sentido de acuerdo a lo que la pareja o la persona que le atrae piense o diga. Es difícil pasar esta etapa, pero al mismo tiempo se pueden generar grandes aprendizajes.
Es muy confortable encontrarse con los amigos de aquella época y conversar sobre las locuras que se cometió. Hay cosas que causan risa, pero otras puede dejar en el corazón y en la memoria, huellas que siempre estarán presentes.
Estoy seguro que si muchos hubiésemos escuchado en ese tiempo a quienes con cariño nos recomendaban esperar y nos decían, “aún no es el momento, disfruta de esta etapa bella de la vida, confía en tus padres y pregúntales tus dudas porque nadie nace sabiendo”. Quien te ama, te espera y quien no se cansará y se irá. Lo importante es que mantengas tus principios.