¿Cómo entender el síndrome de Asperger?

16:39 158 hits

¿Cómo entender el síndrome de Asperger?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

aperIBARRA. Hoy, es el día internacional del Síndrome de Asperger. Hace una década prácticamente nadie había oído hablar de este síndrome, que ahora a casi todos le suena y que muchos creen conocer.

No es tan renombrado socialmente y suele confundírselo, directamente, con el Autismo. Pero no son lo mismo. La incidencia es que en una década 88 personas presentan este trastorno, siendo más frecuente en varones que en mujeres. Entre otras cifras también se dicen que entre 3 y 7 por cada mil niños, de entre 7 y 16 años son diagnosticados con este síndrome.

Las personas que lo padecen conviven con él desde que nacen. Este síndrome genera dificultades de interacción social y problemas de comunicación y expresividad.

DISTINTO AL AUTISMO

El síndrome de Asperger se enmarca dentro del espectro autista. Los problemas de interacción social asemejan ambos trastornos. Existen diferentes categorías de autismo, pero a rasgos generales, la principal diferencia entre el autismo clásico y el síndrome de Asperger es el problema con el lenguaje.

Las personas con autismo tienen problemas para comunicarse y algunos de ellos no llegan a desarrollar lenguaje. La persona con Asperger aprende a leer y hablar perfectamente, pero tiene dificultades para utilizar esas herramientas en los entornos sociales.

Los niños con Síndrome de Asperger se caracterizan por tener áreas de especial interés peculiares e idiomáticas. Se interesan en áreas intelectuales específicas como las matemáticas, los temas científicos o la historia, la geografía, los mapas, la astronomía, los aviones o los trenes. Estos intereses pueden cambiar con el tiempo, pero otras veces persisten y en la edad adulta constituyen la base para una profesión.

El diagnóstico preciso y seguro solo podrá realizarlo un médico especialista, así como su tratamiento. Sin embargo, existen algunas características que pueden observar los padres cuando sus hijos tienen entre 3 y 7 años de edad para identificar el Síndrome de Asperger. Normalmente, un niño con Síndrome Asperger suele presentar algunas de estas características: -No disfruta normalmente del contacto social. Se relaciona mejor con adultos que con los niños de su misma edad. No se interesa por los deportes -Le cuesta salir de casa.No le gusta ir al colegio.

Y presenta conflictos con sus compañeros. -Tiene dificultades para entender las intenciones de los demás. Es ingenuo. No tiene malicia. Es sincero. -Le cuesta identificar sus sentimientos y de los demás. Presenta más rabietas de lo normal. Llora con facilidad, por todo. Habilidades de comunicación. No suele mirarte a los ojos cuando te habla. Se cree en todo aquello que se le dice, y no entiende las ironías. Se interesa poco por lo que dicen los demás.

Le cuesta entender una conversación larga, y cambia de tema cuando está confuso.

-Habla mucho, en un tono alto y peculiar, y usa un lenguaje pedante, extremamente formal y con un extenso vocabulario. Inventa palabras o expresiones idiosincrásicas. -

En ocasiones parece estar ausente, absorto en sus pensamientos.

Un plan de tratamiento solamente se puede establecer cuando existe un trabajo conjunto entre padres, educadores y médicos. Sin embargo, hay que considerar algunas reglas de protección para un niño con Síndrome Asperger, y que necesitan ser cumplidas: -No les gusta que se rompa su rutina. Deben ser previamente preparados cuando haya que aplicar algún cambio en su vida. -Utilizar las áreas de aprendizaje que le interesen. Los profesores deben aprovechar a tope las áreas que despierten el interés del niño, e intentar que las enseñanzas sean concretas y objetivas.

-Se puede recompensar con actividades que interesen al niño.