El año del Mono será de desafíos

10:28 144 hits

El año del Mono será de desafíos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

monoCHINA. En medio de las celebraciones por el Año Nuevo Lunar, las supersticiones y predicciones que rodean esta celebración oriental también llaman la atención en el occidente. Según el calendario lunar, este 2016 corresponde al año del mono de fuego, el cual equivale al año chino 4714, y sugiere una serie de interpretaciones astrológicas que son tomadas bastante en serio en China.

CARACTERÍSTICAS
El año del mono, como cada elemento del zodíaco oriental, tiene sus propias características:
Los elementos vitales serán el metal, el viento y la madera.
Colores afortunados o de la suerte pueden ser blanco, dorado u oro, así como las tonalidades de azul.
Colores poco propicios son el rojo y el negro.
Números de la suerte propuestos para este periodo son el 1, 8 y 7.
Números a evitar: son el 9, 2 y 5.
Las profesiones o trabajos relacionados con bienes raíces, inmobiliarias, materiales de construcciones, antigüedades, distribuciones de arte, médicos y médiums, arquitectura, granjas, tiendas de animales, almacenamiento y depósito, casas de empeño, astrología, demolición, cerámica mármol, reciclaje, escultura y seguros, entre otros, llevan las de ganar durante este periodo.

PREDICCIONES
El año del mono de fuego trae consigo 12 meses de turbulencias políticas y financieras, a causa de este impredecible animal.
Se estima que el año 2016 podría ser incluso incendiario, debido a que por primera vez el mono se asocia al fuego. Sin embargo, los maestros ven en esta situación una oportunidad para las personas innovadoras y para las mujeres.
El mono es asociado al elemento metal (Wu Xing), sinónimo de la dureza, mientras el fuego representa al sol. Para algunos maestros del feng shui, esta combinación implica peleas y enfermedades.
También se pronostican conflictos marítimos y desastres aéreos, debido a que es un año viajero, por lo que se prevén muchos accidentes automovilísticos y ferroviarios. También se prevén explosiones e incendios o algún tipo de crisis nuclear.
Por su parte, la cultura tradicional china asocia los años del mono como símbolo de gran prosperidad económica.
Se estima que la energía del fuego podría celebrar los cambios en las bolsas de valores de algunas partes del mundo. Para quienes buscan éxito económico la recomendación es “ser más ingenioso y hábil que el mono”.
El último año del “mono de fuego” tuvo lugar en 1956. En ese entonces, las tropas francesas y británicas desembarcaron en el Canal de Suez, en el marco de una crisis que los historiadores consideran el anuncio del fin del imperio británico.
Las predicciones orientadas a un plano más positivo, se dan en la línea de las innovaciones y la tecnología.
También se espera que se concreten grandes avances en el ámbito de la energía solar, las tecnologías vinculadas al fuego e Internet.

INCENDIOS Y VIRUS
Según las predicciones, el año del mono traerá incendios y virus.
Según expertos en feng shui, se prevé “una gran cantidad de incendios en todo el mundo, especialmente en los bosques. Tendremos que controlar el riesgo de incendio”.
Agregaron que “se registrarán muchos virus o enfermedades, por lo que tenemos que tener mucho cuidado con el virus del Zika ahora”.
Para mejorar las relaciones de pareja este año, aconsejan colocar un cristal rosa en el lado del dormitorio ocupado por la mujer, y uno de color púrpura en el del hombre. “Y si queremos tener menos discusiones y peleas, podemos colocar un petardo detrás de la puerta”, explicó. Pero con cuidado del riesgo de provocar un fuego, claro.
Los signos afortunados este nuevo año serán el dragón y la rata, explicó. “Para la gente nacida en el año del dragón, será un buen año para su carrera y su riqueza, mientras que para la rata será bueno en las relaciones personales”, dijo.

NACIMIENTOS
Este año, y no sOlo por la flexibilización en la política del hijo único que permitirá tener dos retoños por familia, los chinos más supersticiosos se animarán a tener descendencia.
Durante los 12 meses anteriores, en el año de la oveja o la cabra (en chino es el mismo símbolo), algunos eran reacios a tener hijos ya que se cree que es un año que no trae suerte y que los nacidos bajo este signo tienen tendencia a formar parte de la manada más que a liderarla. Según los datos oficiales del país, en 2015 hubo 16,55 millones de nacimientos, frente a los 16,87 millones de 2014.