Sostener objetos con el pecho, un reto viral

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enfo-6Internet nos ha traído numerosos retos, la mayoría de ellos un poco absurdos, pero hay algunos que logran destacarse sobre los demás porque tienen un significado más emotivo e importante. Para muchos, este estará en el primer caso.
Se trata de un desafío en el que supuestamente las chicas que logren sostener lápices debajo de sus pechos, estarían demostrando que son ‘mujeres reales’. Aunque decenas de féminas ya lo están haciendo, esta moda también ha desatado una serie de comentarios en contra, pues varias usuarias han dicho que si no pueden lograrlo, no significa que no sean mujeres verdaderas, como informó el diario Daily Mail.
Esta tendencia, que nos recuerda al #booboverbellybuttons, habría comenzado en Japón, pero ha tomado fuerza en China, e incluso se ha vuelto trending topic en Weibo (el Twitter chino) con el hashtag #carrypenunderbreast.
‘New standard for a goddess’ y ‘only a real woman can do this’, son otros de los tags con los que se puede encontrar este tipo de imágenes.
Hasta se han creado cuentas de Instagram, como ‘carrypenunderbreast’ y ‘olivia_challenge’ hechas exclusivamente para postear fotos de esta tendencia.

LA PRUEBA DEL LÁPIZ
Pero la prueba del lápiz no es nueva, de hecho y contradictorio a esto, se la utiliza en cirugía plástica para saber si el busto necesita un levatamiento.
Para saber si podrías considerar un levantamiento del busto, trata de realizar la prueba del lápiz. Ahora, sé que algunas de ustedes recordarán sus años adolescentes, cuando la prueba del lápiz se utilizaba para determinar si necesitaban usar un brassiere. Pero, en este caso, no nos referimos a esa aplicación.
Lo que aconsejan los cirujanos, para realizar esta prueba, es pararte derecha y colocarte un lápiz debajo de tus senos. Si tus senos sostienen el lápiz contra tu pecho, eso implica que han experimentado una caída, la cual puede corregirse mediante un levantamiento.
Normalmente, el amamantamiento y la edad contribuyen a que las mujeres experimenten menor volumen y caída del busto. La idea de utilizar el tejido natural del cuerpo en vez de implantes puede verse como un procedimiento quirúrgico menos invasivo y, por lo tanto, más atractivo.