Bufanda, accesorio con estilo

00:00 203 hits

Bufanda, accesorio con estilo

Ratio:  / 1
MaloBueno 

enfoque-3Para algunos hombres el utilizar accesorios al momento de vestir es algo de mujeres, pero para otros el llevarlos es parte de su estilo y personalidad. Las bufandas además de brindar calor dan un toque especial a la ropa cuando se combina de forma adecuada.
En Invierno utilizar bufandas de lana es una buena opción con esto se mantiene caliente el cuello y se puede utilizar en conjunto con un gorro o sombrero que combine el colores. Lo importante es hacer juego con entre accesorios.
En el calor de verano los una bufanda de algodón no está mal, ya que no es incómoda y en las tardes de polvo y viento protege las vías respiratorias, y junto a una camiseta se ajusta a un estilo veraniego.
En el guardarropa es necesario tener por lo menos uno de estos artículos que sirven para proteger de enfermedades en tiempos de calor y frío. Si no es parte de su estilo es bueno para protegerse de las enfermedades.
Si se adquiere de uno a tres de estos accesorios se debe tomar en cuenta los colores que más utiliza al vestir. Según Gabriela Guasgua Flores, diseñadora de vestuario, los colores básicos para los hombres en estos artículos son, azul, café ocre, negro y gris.
La forma de utilizar la bufanda debe ser de acuerdo a la edad, si se tiene 75 años es común ubicarse la tela alrededor del cuello de forma tradicional, pero a los 15 años hay variedad de nudos y formas de poner alrededor del cuello la tela.
GUÍA DEL VARÓN
Esta prenda se popularizó entre los pilotos de las dos guerras mundiales, que la usaban para el calor -pues era de tela delgada- y para evitar el roce del cuello, ya que constantemente tenían que estar volteando para asegurarse que no se acercaba algún avión enemigo.
Aunque se popularizaron y empezaron a surgir más y más diseños a partir de la Segunda Guerra Mundial, esta prenda ha sido un elemento básico en los armarios de los hombres desde hace más de 2 mil años, con los ejércitos del mundo utilizándolas como insignias de rango y unidad. Esta costumbre ha sido retomada por los modernos clubes de futbol del mundo. A partir de los Guerreros de Terracota de China a hoy en día, las unidades militares en el desierto usan bufandas debido a que proporcionan protección ante las inclemencias del clima.
En pocas palabras, las bufandas hacen un excelente trabajo de protección en el cuello, como en los casos de pilotos y militares en temperaturas extremadamente altas. Pero también una gruesa bufanda de lana puede mantener el cuello caliente en una fría mañana; además de proteger la boca, nariz, oídos y el pecho de las bajas temperaturas.
Las bufandas pueden agregar un elemento fuerte de estilo, sobre todo cuando se introduce color a una vestimenta muy común, siempre y cuando no comprometa la funcionalidad. En papeles menos funcionales (como el uso de un pañuelo ligero en el interior en lugar de una corbata) el hombre al hacerlo tiene que sentirse cómodo en su propio estilo personal.