¿Cómo puedo controlar la taquicardia?

10:37 244 hits

¿Cómo puedo controlar la taquicardia?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enf-2Prestar atención al ritmo en el que late el corazón puede delatar fallas en su funcionamiento como, por ejemplo, la arritmia cardíaca: un conjunto de problemas que hacen que el corazón lata demasiado lento o demasiado rápido. El pulso acelerado, habitualmente conocido como taquicardia, presenta una frecuencia mayor a 100 latidos por minuto estando en reposo. Se puede manifestar como palpitaciones que se deberán investigar para conocer su causa y, así, encontrar un tratamiento adecuado.
¿POR QUÉ APARECE?
Deshidratación: puede ser la causa, dado que el cuerpo compensa la falta de líquido en el organismo y aumenta la frecuencia cardíaca. Para prevenirla, beber abundante líquido: el agua no agrega calorías a la dieta y es muy buena para la salud.
Sobrehidratación: el exceso de líquidos puede determinar un cuadro de insuficiencia cardíaca. Para evitarlo, hay que conocer los requerimientos del cuerpo y la cantidad de agua que tienen los alimentos y otros líquidos. Si se hace ejercicio físico, tener en cuenta la transpiración.
Estrés: también influye en el pulso cardíaco. Está relacionado con situaciones de ansiedad, frustración o furia, nervios o miedo. Si bien una dosis baja de estrés resulta necesaria para desarrollar actividades productivas, cuando el nivel crece a niveles patológicos puede producir daños en la salud.
Cafeína: en cantidades exageradas puede producir inquietud, ansiedad e irritación, que estimulan la aparición de una taquicardia. Cuando se consumen más de 4 tazas por día, puede provocar insomnio y migrañas. Otro efecto adverso es la pérdida de líquidos, dado que la cafeína tiene un efecto diurético.
Tabaquismo: acelera el pulso porque produce coágulos en los vasos sanguíneos y propicia la formación de placas de colesterol en las arterias, lo que puede provocar un ataque cardíaco.
Arritmias: son ritmos anormales que tienen una alta frecuencia ( 100 latidos por minuto) y pueden dividirse por su origen en las aurículas o ventrículos. Estas últimas son las de mayor severidad porque pueden comprometer la vida del paciente.
Problemas en las válvulas cardíacas: por ejemplo, si la válvula aórtica se estrecha, produce una acumulación de sangre que aumenta el líquido en los pulmones y provoca un cuadro de insuficiencia cardíaca (sobrecarga de líquido) que terminará en una aceleración del pulso.
Ejercicio: Busca tiempo en tu día a día para fortalecer los músculos del corazón con el ejercicio. El ejercicio ayuda al corazón a bombear más sangre, lo que disminuye la frecuencia cardíaca y además disminuye el nivel de estrés. Pero para que esto sea efectivo, debes hacer ejercicio con regularidad.
Minerales y Vitaminas: el magnesio promueve la regularidad de latidos del corazón, por lo que debes agregar más alimentos ricos en magnesio en tu dieta. Algunas buenas opciones son: las espinacas, almendras, pepinos, aguacate, lentejas, cebollas, naranjas, melocotones, guisantes, frijoles, calabazas y los rábanos.
Dieta: al igual que en cualquier dieta saludable, deberás controlar la ingesta de ciertos alimentos. Elimina de tu alimentación los carbohidratos procesados como el pan blanco, cereales refinados y productos refinados de trigo, patatas, dulces, postres y refrescos. Añade alimentos saludables como los carbohidratos
Otras causas: la ansiedad desmedida, el ejercicio excesivo y la hiperactividad de la glándula tiroides son algunas causas posibles de la taquicardia.
Asegúrate de tener un diagnóstico médico adecuado de la taquicardia antes de la incorporación de estas medidas en tu estilo de vida.
Deberás realizar chequeos regulares con tu médico y cardiólogo. (FC)