Guía de brindis para diabéticos

00:00 137 hits

Guía de brindis para diabéticos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enf3Tenemos buenas noticias de Navidad y Año Nuevo: las personas con diabetes tipo 1 y 2 pueden consumir alcohol en cantidades moderadas siempre y cuando lleven un buen control de su glucosa sanguínea.
Según la American Diabetes Association la recomendación sobre cuánto beber para diabéticos es la misma que para cualquier otra persona: No más de una copa al día en el caso de las mujeres. No más de 2 copas al día en el caso de los hombres.

Una copa equivale a 12 oz de cerveza, 5 oz de vino, o 1 1/2 oz de bebida destilada (tequila, vodka, whisky o brandy).
Si decides brindar, el sitio hwww.univision.com recomienda tomar estas precauciones:
No tomes con el estómago vacío o cuando tu glucosa esté baja. “Uno de los trabajos del hígado es producir glucosa cuando se necesita, pero cuando tomas alcohol, este órgano se ocupa de metabolizarlo y descuida la otra parte, lo que provoca una baja en la glucosa sanguínea”, explica la experta. Antes de aceptar la champaña del mesero consulta tu monitor. Si tienes menos de 70 mg/dL, cuidado. Debes aplicar la regla de los 15:
Sigue la regla de los 15: si al medir tu glucosa tienes menos de 70 mg/dL, consume 15 gramos de hidratos de carbono (como una fruta, medio vaso de jugo o medio vaso de refresco regular). Espera 15 minutos y vuelve a medir tus niveles. Si estás por debajo de 100, otra vez ingiere 15g de hidratos de carbono, espera 15 minutos y vuelve a medirte. Sigue haciéndolo hasta que tus niveles suban a 100mg/dL.
Vigílate: hay ciertos síntomas que delatan una disminución de los niveles de glucosa, como hambre, sudoración y escalofríos. Si tienes cualquiera de ellos durante la cena, mídelos y toma las acciones necesarias. Nunca presupongas que debes consumir más carbohidratos sin antes medirte.
Sin embargo, hay personas que no presentan síntomas de hipoglucemia aunque la tengan. Una manera de asegurarte de que estás en control es medir tu glucosa a las dos horas de haber comido o bebido algo. Antes de irte a la cama, asegúrate de que estés entre 100 y 140 mg/dL.
Saborea tu bebida: mientras brincas con tus seres queridos, toma lentamente y observa cómo va asimilando tu cuerpo el alcohol.
NO ES REGLA GENERAL
La nutricionista Andrea Valenzuela hace énfasis de que esta no es una regla general. “Todo depende. Quienes tengan complicaciones serias no podrán tomar ni una sola copa, en cambio, otros pacientes podrán tomar más de dos si dejan un espacio de tiempo considerable y consumen alimentos. Todo dependerá de lo que el médico recomiende”, dice la especialista.