Cuida a tu perra después del parto

00:18 525 hits

Cuida a tu perra después del parto

Ratio:  / 0
MaloBueno 

partoUna perra recién parida puede mostrarse inapetente y dormilona durante las 48 horas posteriores al parto, pero tras ese tiempo recuperará la energía para cuidar de sus cachorros. En este artículo se ofrecen cinco pautas para que la hembra se recupere tras el parto; entre ellas, cuidar la alimentación de la perra, ofrecerle tranquilidad y vigilar sus mamas.

Además, se ofrecen las señales que denotan que algo va mal durante el posparto canino. Un pienso para cachorros de buena calidad es el más apropiado para que una perra que ha parido se recupere y, al tiempo, satisfaga las exigentes necesidades alimenticias de sus crías.

“El pienso para cachorros es rico en calorías y proteínas y favorece la recuperación de la hembra porque cubre todas sus necesidades nutricionales”, explica Leire Jiménez, veterinaria. El comedero de la perra que ha parido debe estar siempre lleno para que la hembra se alimente cuando lo necesite y los cachorros la dejen hacerlo, entre rato y rato y de amamantamiento.

El agua tampoco debe faltar para que la perra esté bien hidratada tras la pérdida de líquido que conlleva el parto de la perra y la producción de leche para alimentar a la camada. La colocación de la perra recién parida en un lugar de la casa que no sea de paso es aconsejable para que pueda tener la tranquilidad necesaria para recuperarse tras el parto y criar a sus cachorros sin excesivas molestias.

El tráfico descontrolado de personas por la paridera para tocar y coger a los cachorros puede desencadenar en algunas perras nerviosismo por defender y proteger a sus cachorros. Alrededor del mes de edad, los cachorros han desarrollado los dientes de leche y es recomendable vigilar que no se amamanten de manera tan habitual como cuando tienen menos semanas de vida, para evitar que la madre sufra heridas en las mamas.

“Hay perras que apartan por sí mismas a los cachorros que ya tienen dientes para que no les hagan daño, pero cuando no es así, hay que apartar a las crías que pueden provocar heridas a la madre”, explica Jiménez. Una vez que los cachorros tienen dientes de leche es recomendable iniciarles en la nutrición con alimentos sólidos específicos para ellos. Así se acostumbra al cachorro a su futuro alimento.